Jesús Alberto Echeverri Sánchez
Ciencias de la Educación
Jesús Alberto Echeverri Sánchez es un docente-investigador que se ha dedicado a formar maestros de escuela y bachillerato. Uno de sus grandes proyectos fue la recuperación de las escuelas normales.
-
Perfil elaborado en abril de 2008

Sentado en una silla en la sala de su apartamento, el licenciado en filosofía e historia Jesús Alberto Echeverri Sánchez medita una a una las respuestas de los interrogantes sobre su recorrido investigativo y docente en pedagogía y educación. Antes de contestar analiza bien las preguntas, se lleva la mano al mentón y da respuestas con datos y nombres precisos.

Comienza por aclarar términos muy propios de su área de trabajo como la educación, a la que define como una forma de transmisión social del saber, o sea, el magisterio. La educación está ligada al problema de la formación, y tiene que ver con la formación de maestros, especialmente de maestros investigadores, tarea a la que me he dedicado durante mis 33 años de vida universitaria”.

Las temáticas de investigación del profesor Alberto Echeverri son la formación de maestros, la pedagogía, la educación y su historia, así como la historia de conceptos. “He dedicado casi 10 años de mi vida a la reforma de las escuelas normales en el departamento de Antioquia y en otras regiones de Colombia, y al contacto permanente con ellas. No he trabajado intensamente la formación de maestros universitarios sino de los maestros de escuela y bachillerato”, aclara.

Al diferenciar las clases de maestros o docentes explica que el oficio del maestro de escuela y de bachillerato está mediado por el método de enseñanza y la estrategia de aprendizaje; mientras que el oficio y la transmisión del conocimiento del profesor universitario están mediados por la comunidad académica a la que pertenece y por el saber de la ciencia en que oficia directamente.

Cuando reseña su trabajo con los maestros recuerda que en los años 70 hubo un estatuto que permitió la profesionalización del maestro, es decir, una profesión como la del médico o la del ingeniero. “¡Ese fue un paso muy importante! El maestro se dotó de unas condiciones económicas, sociales y culturales que le permitieron el ejercicio de la profesión y esto dio como resultado que el maestro expresara su deseo de saber y se mostrara en el campo de la investigación. Ya en los 80 el maestro empieza a pelear por un estatuto de investigador. Es así como algunos maestros empiezan a escribir sus cartillas, otros sus biografías y memorias de la escuela, y otros más se convierten en investigadores reales”.

Este investigador de la Universidad de Antioquia también es uno de los fundadores del grupo de investigación Historia de las prácticas pedagógicas en Colombia –clasificado en la Categoría A de Colciencias– de la Facultad de Educación. Además hace 17 años, después de muchos intentos de crear publicaciones fundó en la misma Facultad la Revista Educación y Pedagogía, que lleva casi 50 ediciones. Para fundar la publicación tuvo que convencer a los profesores de la necesidad de una escritura de tipo académico que fuera evaluada por pares nacionales e internacionales, “o sea promover esa cultura de la evaluación de los artículos”, comenta y se coge su cabello que termina en una cola de caballo.

Regularmente la revista saca tres ediciones anuales y es una publicación exclusiva de artículos de pedagogía y educación (de cualquier disciplina). “Se necesitaba una revista que recogiera la producción investigativa y ensayística del profesorado nacional e internacional de las facultades de educación y de las escuelas normales”, argumenta el profesor.

Alberto Echeverri es un docente-investigador, pero reconoce que en algunas épocas ha sido netamente investigador como cuando hizo su primer libro: Santander y la instrucción pública en el siglo XIX, al que dedico tres años y medio. Dice que la mayoría de sus 33 años en la U. de A ha combinado la docencia en pregrado y posgrado la investigación, y el trabajo de campo con maestros de las escuelas normales, es decir, “otros ámbitos fuera de la universidad donde tuve nuevas experiencias”.

Dada su experiencia, manifiesta: “concibo la investigación como una manera de conocerme a mí mismo en la medida en que soy más objetivo en el tema que investigo, sea por medio de la escritura o mediante las experiencias y prácticas que se tienen en el proceso; la investigación no solo debe dar cuenta de un objeto externo al investigador sino también del investigador que realiza el acercamiento a ese objeto de estudio”.

El primer proyecto de investigación que realizó el profesor Jesús Alberto Echeverri Sánchez fue sobre filosofía y pedagogía, en 1975, dirigido por la profesora Olga Lucía Zuluaga Garcés. Su motivación a investigar fue porque en su campo de estudio “quería pensar al maestro desde otra perspectiva, darle otra dimensión como pensador, investigador o intelectual”.

Pero hay un proyecto de vida que enorgullece al profesor Alberto Echeverri, y es que hace unos 10 años comenzó a cosechar un grupo de 12 estudiantes desde que estaban en sexto año de la escuela normal y los acompañó en los últimos años de normalistas, luego en la licenciatura y ahora trabaja con ellos en la maestría. “Esta es una experiencia muy enriquecedora a largo plazo y espero que el camino continúe hasta el doctorado para terminar de formarlos como maestros investigadores”.

Como consecuencia de esta experiencia el profesor Echeverri refiere: “el estudiante es un ser muy desconocido y uno se pregunta quién es el que me oye y me escucha y cómo representa lo que yo digo y cómo represento lo que él dice y hace. El estudiante es una incógnita que lleva a tener un profundo conocimiento de uno mismo y del ser del estudiante –pero a partir del principio del respeto por el estudiante que implica distancia–, de un reconocimiento de que los procesos de enseñanza y aprendizaje deben ser muy individualizados (personalizados) con base en las diferencias de cada persona. Y sobre todo, tener en cuenta qué es lo que el estudiante desea: qué tipo de saber y de formas de acceder al conocimiento”.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar