Futuro vehicular estará en las fuentes alternativas

Publicado el:: 04-05-2009

Científicos de la Universidad Nacional desarrollan un modelo matemático para medir la inserción de nuevos vehículos híbridos, es decir aquellos provistos de motores de gasolina y eléctricos; de gas natural, de celdas de combustible que se pueden llenar con gas o hidrógeno, entre otras fuentes. Se trata de una investigación que actualiza al país en las tendencias vehiculares en el mundo y que analiza cuáles energías alternativas son la mejor opción para el transporte particular colombiano.

Futuro vehicular estará en las fuentes alternativas
Carlos Jaime Franco Cardona, profesor asociado de la Escuela de Sistemas, explicó que “la idea del estudio es ver cuáles vehículos van a entrar en el mercado, cuáles no y cuántos. También tenemos en el estudio las mezclas de combustibles fósiles con los biocombustibles”.

Para realizar esta investigación se utilizan modelos matemáticos que toman las características de los vehículos y las preferencias de las personas. Con esta información se desarrollan análisis que determinan la probabilidad de cuáles serían los vehículos que entrarían al mercado colombiano.

No obstante, los resultados pueden variar, como lo explica el profesor de la UN en Medellín, debido a “factores como incentivos arancelarios a los vehículos híbridos o eléctricos, que pueda otorgar el gobierno colombiano; que los precios de los combustible suban o bajen, la comodidad del vehículo, entre otros”.

De acuerdo con los investigadores que pertenecen a los grupos en Estudios Energéticos y Sistemas e Informática, ambos categoría A de Colciencias, en el mundo la producción de carros que adoptan nuevas tecnologías y fuentes para la combustión vehicular, es ya un imperativo. Como consecuencia del calentamiento global se están desarrollando tecnologías limpias para reemplazar los combustibles fósiles y se ha establecido una nueva categoría llamada vehículos con fuentes alternativas o AFV, por sus siglas en inglés.

“Los factores que han contribuido al surgimiento y fortalecimiento mundial del mercado vehicular con fuentes alternativas de energía son el aumento de los combustibles convencionales, la dependencia comercial de los proveedores, la disminución de reservas de los combustibles fósiles y el impacto negativo que el consumo de éstos han causado en el medio ambiente”.

Como resultado logrado hasta ahora en la primera fase de este proyecto sustentado en el modelo matemático, el docente anotó que se observa que el gas natural va a seguir aumentando. “Pero tiene unos problemas que significan modificar el tanque y la disponibilidad de estaciones de gas, aunque esto en el país ya está solucionado. Sin embargo, para viajes largos no se ha resuelto el problema porque es posible que se viaje a una región carente del servicio de gas vehicular, lo que obliga al uso de gasolina, por ejemplo”.

Aunque se considera que junto con Japón y la India, Estados Unidos lidera la producción de vehículos híbridos, el mercado norteamericano ha puesto a circular más de un millón de automóviles AFV. En tanto, la oferta de carros movidos por biocombustibles, tomó liderazgo por Brasil.

En lo que se refiere a Colombia, existen barreras para la entrada de estos vehículos. La principal, según el profesor Franco, son los aranceles de importación y que hay que desarrollar en el país capacidad técnica para el mantenimiento de estos vehículos.

Entre las dificultades del mercado de vehículos eléctricos, no solo en Colombia, está la autonomía, es decir la cantidad de kilómetros que puede andar sin tener que volver a cargar las baterías. “Los últimos desarrollos que muestran los fabricantes tienen cifras de hasta 60 kilómetros, lo que alcanza para ir y volver del trabajo a la casa y viceversa. Sin embargo, no se podrían hacer viajes largos”. De todas formas es claro que se aumentarán los cambios en la industria de los vehículos y las mezclas de combustibles fósiles con los biocombustibles.

Actualmente en Colombia se utiliza una mezcla del 10 por ciento de etanol con 90 por ciento de gasolina. También el 5 por ciento de biodiesel con 95 por ciento de diesel. De los vehículos que circulan en el territorio nacional, el 58 por ciento tiene motores movidos por gasolina; el 39 por ciento, diesel; 2 por ciento con gas natural vehicular. Los carros eléctricos, no son representativos.

En el mundo, el 74 por ciento se mueve por gasolina; 25 por ciento, diesel y 0.1 por ciento gas natural.