Científicos en el área de Ciencias de la Educación

Josefina Quintero

Publicado el:: 07-02-2006

Josefina Quintero, una de las primeras doctoras en educación graduada en Colombia, trabaja desde hace más de 20 años para demostrar la pertinencia de la investigación en las aulas de educación básica y superior. A través de una metodología innovadora ha logrado que educadores en formación optimicen sus prácticas docentes, mientras se acercan a la realidad y aprenden a transformarla.

Josefina Quintero
Perfil elaborado en enero de 2006

A pesar de que el saber pedagógico ha sido históricamente la razón de ser de la acción docente, en el país es frecuente que los educadores se sumerjan en su práctica sin problematizar ni teorizar sobre las diferentes dimensiones que tiene su comunicación con los estudiantes. No obstante, la doctora Josefina Quintero, Decana de la Facultad de Artes y Humanidades de la Universidad de Caldas, ha demostrado desde sus trabajos con el grupo Investigación-Acción, Currículo y Multimedia en la Educación Superior (Inacmes) que la labor pedagógica necesariamente está atravesada por la investigación sobre la enseñanza.

Una propuesta de intervención en el aula, denominada Investigación Acción Pedagógica le ha permitido enseñarle a las nuevas generaciones de educadores que el contacto con la realidad en el salón de clases y un cuestionamiento continuo sobre la relación enseñanza-aprendizaje facilitan transformaciones pedagógicas positivas, que llevan al educador a adquirir, generar y aplicar conocimientos.

La profesora Quintero fue una de las primeras licenciadas que obtuvieron el título de doctoras en educación en el país y hoy es reconocida como una de las investigadoras más sólidas en este campo. Sus disertaciones académicas la han llevado a hacer parte de redes como la Asociación Colombiana de Facultades de Educación y la Red de Universidades de Colombia, Rudecolombia, que lidera un doctorado en ciencias de la educación en convenio con ocho instituciones del país.

A su vez, Josefina Quintero es miembro de la Asociación para el Estudio de la Educación Superior, ASHE, de Estados Unidos, y de la Asociación de Investigación para el Desarrollo y Mejoramiento de la Escuela, ICSEI, de Florida Atlantic University. Su grupo ha sido catalogado en la categoría A por Colciencias, entidad que promueve la ciencia y la tecnología en Colombia, y la docente goza de una marcada admiración por parte de colegas, pares académicos y estudiantes.

{* title=Docencia por vocación}
Docencia por vocación

Si nos detuviéramos un poco en los recuerdos de la infancia, seguramente podríamos concluir que enseñar e investigar son capacidades innatas en los seres humanos, o ¿quién no jugó al profesor cuando era niño? Josefina Quintero no fue la excepción en ese sentido, sin embargo, contó con el estímulo de sus padres, quienes alimentaron su sueño infantil y la matricularon en la Normal Superior de Tunja a comienzos de la década del 70.

En aquel momento acceder a instituciones de ese tipo en el país era un verdadero privilegio para las niñas de provincia, "pues aprender a enseñar les aseguraba un futuro profesional digno y económico".

La calidad pedagógica de sus docentes de bachillerato, normalistas superiores en su mayoría, la marcó de forma significativa. Hoy asegura que las maestras de aquél entonces, "sin saberlo, aplicaban metodologías alemanas como la enseñanza problémica, muy usada actualmente en Latinoamérica y en el mundo entero". El efecto de esa formación innovadora la condujo a convertirse en licenciada.

Así como su talento para enseñar se hizo evidente siendo niña, desde muy joven también manifestó una facilidad abrumadora para las lenguas extranjeras. "En esa época ya se vislumbraba la importancia que tendría el inglés como idioma universal y vía de acceso a otras culturas y disciplinas científicas", por esa razón la entonces normalista decidió dedicarse a indagar y enseñar dicha lengua.

La universidad trajo consigo nuevos conocimientos, pero también tendencias políticas y problemáticas sociales que la normalista desconocía cuando vivía en Tunja, su ciudad natal. La Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC), ubicada en Tunja, le permitió a Quintero conocer de cerca los movimientos estudiantiles de los 70, inspirados en el marxismo y el leninismo, que luchaban contra las inequidades y el imperialismo norteamericano.

{* title=Investigar mientras se enseña}
Investigar mientras se enseña

La investigación en el aula del inglés; El modelo formativo Investigación- Acción Pedagógica para el mejoramiento de la teoría y la práctica educativa; y La Investigación- Acción Pedagógica para iniciar la formación científica de los licenciados en lenguas modernas, son apenas tres de los proyectos a los que se ha dedicado la profesora Josefina Quintero a lo largo de su vida académica e investigativa.

Su producción bibliográfica llega a los 50 trabajos, entre libros, capítulos y artículos; ha dirigido cerca de 20 tesis en pregrado y postgrado, y ha participado como ponente en múltiples eventos sobre educación. Esa vasta experiencia, complementada con una maestría y un doctorado en educación en las universidades Pedagógica Nacional y de Antioquia, la condujo a la decanatura de la Facultad de Artes y Humanidades de la Universidad de Caldas en el 2004, a la que estaba vinculada desde los años 80.

Además, se ha convertido en una autora de consulta obligada, incluso para entidades estatales que piden sus conceptos constantemente en calidad de evaluadora de pares externos seleccionada en las listas de Colciencias.

Según la docente, la filosofía del grupo Inacmes, que ella dirige, ha estado inspirada en tres lemas fundamentales: "1. Aprendemos a investigar mientras aprendemos a enseñar. 2. Si reflexionamos la experiencia, lo hacemos mejor. 3. Enseñar, aprender y formar son el rasgo distintivo de todo educador".

Dichos postulados han permitido que el quehacer pedagógico de los estudiantes de licenciatura de la Universidad de Caldas se transforme notablemente, al punto que hoy en día viven en función de preguntas que emergen de su trabajo en el aula y que luego se traducen en investigaciones profundas. De esta forma, los estudiantes de Josefina Quintero han demostrado que el docente de educación básica, media y superior no es mecánico y ajeno a la indagación, como muchos sostienen, sino un científico en potencia.

{* title=Modelo maestro}
Modelo maestro

Josefina Quintero está convencida de que la educación en el país ha tenido avances significativos en los últimos años, "evidenciados en políticas de reforma acordes con las tendencias mundiales". No obstante, considera que hay una debilidad enorme: la carencia de redes investigativas que articulen a los docentes en comunidades académicas.

"Falta trabajar en grupo y tener una mirada científica de lo que hacemos. En el país hay maestros eminentes, pero lamentablemente muchos mueren sin saber que tenían un método excelente, pues no dejaron escuela de pensamiento pedagógico y tampoco tuvieron el hábito de consignar por escrito su saber".

Precisamente ese es uno de los aspectos que ella recalca a sus estudiantes. Entre los futuros licenciados de la Universidad de Caldas son famosos los diarios que "la profe Josefina" les enseña a hacer durante las tutorías, para plasmar cuantas preguntas, observaciones y temores se les presentan, "pues esta es una forma válida para dejar memoria escrita y demostrar que las reflexiones sobre las experiencias del maestro producen saber pedagógico".

Ejercicios de ese tipo le dieron cuerpo al libro Investigación-acción en la práctica educativa: un enfoque comprensivo narrativo, una de sus más recientes producciones, publicada por la Universidad de Caldas, en la que es investigadora principal y coautora con otras docentes de pedagogía y de lenguas extranjeras.

La profesora Quintero señala que ella crece a partir de lo que los estudiantes le enseñan; por eso su relación con los aprendices de maestro es "absolutamente horizontal y de diálogo abierto". Blanca Estella Giraldo, docente de la Universidad de Caldas y alumna de la profesora Quintero en el pregrado y la Maestría en Didáctica, reconoce las calidades humanas de la académica y sostiene que "es una persona de una gran rigurosidad científica, visionaria y una luchadora incansable para que la investigación tenga un vuelo muy alto, especialmente en el área de pedagogía y en el aula de Lenguas".

En opinión de esta egresada, la profesora Josefina fue quien cualificó los procesos de investigación pedagógica en la Facultad de Artes y Humanidades, al ser la pionera de los grupos de investigación. "Ella siempre está dispuesta a invitar, a dar ejemplo, a mostrar que se puede hacer investigación, que podemos construir conocimiento no sólo como profesores sino como estudiantes".

De los esfuerzos académicos de Josefina Quintero se concluye que su esperanza fue, es y seguirá siendo que los educadores colombianos entiendan que su acción está centrada en aprender, enseñar, formar e investigar. Tres verbos que definen a esta académica amante de la búsqueda intelectual.