Científicos en el área de Ciencias de la Educación

Olga Zuluaga

Publicado el:: 11-12-2007

La vida de la investigadora Olga Lucía Zuluaga Garcés ha estado marcada por la cultura, el conocimiento, la educación, la investigación y la redacción de reconocidos textos.

Olga Zuluaga
Perfil elaborado en Noviembre de 2007

Mientras la investigadora Olga Lucía Zuluaga Garcés conversa trata de rememorar, con la mayor precisión posible, los hechos y las fechas de los momentos más representativos de su vida. Ella toma nota día tras día de sus tareas y obligaciones pendientes, pues ella es meticulosa y organizada; cualidades fundamentales en el campo de la investigación y el liderazgo.

Su experiencia en investigación comenzó en la década de 1970 –recién terminaba su Licenciatura en Educación en Filosofía e Historia, en la Universidad de Antioquia–, con la exploración de los archivos de la Biblioteca Nacional y de la Biblioteca Luis Ángel Arango, en Bogotá. . En ese primer trabajo me sentí realizada, además la Universidad de Antioquia me financió para hacer una pasantía de tres meses en la capital”, recuerda la filosofa e historiadora. “Exploré las fuentes para proyectar la historia de las prácticas pedagógicas en Colombia, desde la época de la Colonia hasta el siglo XX”..

La propuesta consistía en estudiar algo que no había sido revisado por los historiadores de la educación: las escuelas Normales, la formación de los maestros, la creación de las escuelas, los manuales utilizados para formar a los maestros, las corrientes pedagógicas adoptadas en el país, y las relaciones de la práctica pedagógica con la política.

Ese proyecto fue una de las semillas del Grupo de investigación que lidera desde hace casi 30 años: “Historia de la práctica pedagógica en Colombia”, clasificado en la Categoría A de Colciencias y adscrito a la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia. En el grupo participan 43 personas (entre profesionales y estudiantes) y fue fundado en 1978 por los profesores: Jesús Alberto Echeverri Sánchez, Humberto Quiceno Castrillón, Oscar de Jesús Saldarriaga Vélez, Javier Sáenz Obregón, Alberto Martínez Boom, Alejandro Álvarez Gallego, y por ende Olga Zuluaga, quien es la coordinadora y la que puso la primera piedra. Ella afirma que desde niña tuvo proyección de líder y cuenta que “en la escuela las profesoras me dejaban a cargo de la escuela para salir a tomar cursos de actualización”.

El Hasta mediados del año 2007 el Grupo de investigación ha desarrollado más de 25 proyectos en el área de las Ciencias Humanas y la Educación, ha tenido impacto en la reforma de las Escuelas Normales en Colombia y en las Facultades de Educación. “Hemos experimentado con dispositivos en la formación de los maestros, para tratar de vencer las distancias entre intelectuales y maestros”, explica la profesora y agrega que denomina a los profesores “Sujetos del saber pedagógico”, y agrega ¡ellos no sabían de que lo eran!.

La propuesta consistía en estudiar algo que no había sido revisado por los historiadores de la educación: las escuelas Normales, la formación de los maestros, la creación de las escuelas, los manuales utilizados para formar a los maestros, las corrientes pedagógicas adoptadas en el país, y las relaciones de la práctica pedagógica con la política.

Ese proyecto fue una de las semillas del Grupo de investigación que lidera desde hace casi 30 años: “Historia de la práctica pedagógica en Colombia”, clasificado en la Categoría A de Colciencias y adscrito a la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia. En el grupo participan 43 personas (entre profesionales y estudiantes) y fue fundado en 1978 por los profesores: Jesús Alberto Echeverri Sánchez, Humberto Quiceno Castrillón, Oscar de Jesús Saldarriaga Vélez, Javier Sáenz Obregón, Alberto Martínez Boom, Alejandro Álvarez Gallego, y por ende Olga Zuluaga, quien es la coordinadora y la que puso la primera piedra. Ella afirma que desde niña tuvo proyección de líder y cuenta que “en la escuela las profesoras me dejaban a cargo de la escuela para salir a tomar cursos de actualización”.

El Hasta mediados del año 2007 el Grupo de investigación ha desarrollado más de 25 proyectos en el área de las Ciencias Humanas y la Educación, ha tenido impacto en la reforma de las Escuelas Normales en Colombia y en las Facultades de Educación. “Hemos experimentado con dispositivos en la formación de los maestros, para tratar de vencer las distancias entre intelectuales y maestros”, explica la profesora y agrega que denomina a los profesores “Sujetos del saber pedagógico”, y agrega ¡ellos no sabían de que lo eran!

Señala que el grupo pone en comunicación la Pedagogía con la tradición pedagógica tanto nacional como internacional, y que el trabajo del Grupo “fortalece en este país el oficio de investigador en Pedagogía. De este modo, se identificará al pedagogo no sólo como el que enseña, sino también como el que ejerce el ejercicio de investigar, ventaja significativa tanto para los Maestros como para los Investigadores, ese es uno de los aportes más importantes”.

Dentro de la producción del grupo se destacan 82 artículos de investigación, 64 capítulos de libro redactados, la publicación de 13 libros de investigación; además ostentan 107 productos de divulgación o popularización de resultados de investigación y siete (7) productos asociados a servicios técnicos o consultoría cualificada.

{* title=La educación, su principal herencia}
La educación, su principal herencia
Según la profesora Olga Zuluaga la vocación docente y pedagógica proviene de sus ancestros, pues en su familia hay una tradición de profesores que comienza con su abuelo materno Sacramento Garcés Escobar, “Maestro de la juventud” del municipio de Envigado, Antioquia, quien escribió la genealogía de las familias de Envigado. También su padre Arturo se desempeñó como profesor de español y literatura en colegios de secundaria. Y su tío paterno Alfredo también fue docente, autor de varios libros pedagógicos como “Alma Infantil” y “Dramas Infantiles”. Emilia, Inés, Arturo y Alfredo –la familia Zuluaga Gutiérrez–, eran enamorados de la docencia: “ellos publicaron en Medellín, entre 1931 y 1945, el primer periódico infantil que hubo en Antioquia, se llamaba Mi Amiguito. Así pues, la vocación docente venia por las dos familias”, relata con alegría.


Recuerda que en la infancia y la juventud estuvo envuelta por la educación y los libros, tradición que conserva en su apartamento donde en diferentes estanterías conserva textos de historia, educación, sociología, psicología, literatura, poesía, entre otros. “Mi padre era un enamorado de la docencia y cultor del idioma español, vivía rodeado de diccionarios y de grandes obras de la literatura. Él quería que yo fuera escritora, pero literaria”. Al concluir el bachillerato Olga Lucía se enamoró de la filosofía y la historia, así que ingresó a la universidad a estudiar estas disciplinas; sin embargo, con timidez confiesa que antes de empezar sus estudios profesionales se sintió atraída por la ingeniería y la economía dada la facilidad con la que aprendía las matemáticas. Cabe anotar que con los años cumplió en parte el sueño de su padre: ser escritora… “pero de textos muy académicos”, dice jocosamente.

Ese legado docente lo transmitió a sus dos hijos. “Mi hija Ángela Gabriela Jaramillo Z. es profesora de español y literatura –en secundaria–, y es magíster en psicorientación. Mi hijo Jonathan Echeverri Z. es profesor del Departamento de Antropología de la Universidad de Antioquia, hizo una maestría en Francia y estudia actualmente su doctorado en la Universidad de California, Davis. Es muy satisfactorio que mis hijos sigan por mi senda, pero cada uno tiene sus propios intereses profesionales. No tuve más hijos por mi compromiso con el conocimiento pero me gusta la niñez y la ternura de los niños; prueba de ello es el inmenso amor que siento por mi nieto Marco Antonio Santos Jaramillo”.

{* title=El conocimiento plasmado en el papel}
El conocimiento plasmado en el papel
Durante su trasegar profesional Olga Lucía Zuluaga Garcés se ha mantenido entre libros y documentos, y sus trabajos siempre han estado influenciados por los conceptos y teorías del filósofo e historiador Michel Foucault; de los grandes pedagogos: J.L. Vives, J.A. Comenio, J.J. Rousseau, J.E. Pestalozzi, J.F. Herbart, E. Claparede, J. Dewey, O. Decroly, W. Dilthey, A. Ferriere, Kerchesteiner; de historiadores como Reinhart Koselleck, Lucian Hölscher, G. Canguilhem. Se autodefine como amante del conocimiento, la investigación y la escritura, y decidida por el trabajo epistemológico e histórico en Pedagogía y Didáctica. “Me apasionan las fuentes documentales, la memoria de los documentos, y las redes de relaciones que constituyen los documentos”.

Esta Magíster en Investigación Psicopedagógica ha escrito varios textos como resultado de su experiencia y sus indagaciones, entre éstos considera Pedagogía e Historia –editado por primera vez en 1987 por Anthropos y la Universidad de Antioquia, como uno de sus textos más representativos. “Es un libro de referencia en las Facultades de educación de iberoamérica”, expresa la profesora.

Entre sus publicaciones se destacan tres folletos: Filosofía y pedagogía, Didáctica y conocimiento, y Colombia: dos modelos de su práctica pedagógica, reunidos en la obra Historia de la práctica pedagógica, “muy consultados me comentan en la Facultad de Educación. Y existe un texto denominado ¿Qué es el archivo pedagógico colombiano del siglo XIX? que fue uno de los resultados de sus investigaciones sobre el tema de la historia de la pedagogía en Colombia. Frente a este punto ella recalca que “La Biblioteca Nacional, la Biblioteca Luis Ángel Arango, el Archivo General de la Nación y la Hemeroteca de la Universidad de Antioquia tienen una documentación muy importante de los diferentes momentos de la educación en Colombia, además de otras fuentes históricas que alguna vez hallé en Popayán”.

Otro libro es El maestro y el saber pedagógico en Colombia 1821-1848, publicado por la Editorial Universidad de Antioquia en 1984. Además, entre 36 casos de investigación exitosos en Colombia fueron seleccionados los textos Génesis y desarrollo de los sistemas educativos iberoamericanos Siglo XIX, y Modernización de los sistemas educativos iberoamericanos Siglo XX, publicados en la Colección Pedagogía e Historia, trabajo en el que fueron compiladoras ella y la Doctora Gabriela Ossenbach Sauter. La Doctora Zuluaga como Directora Académica y la Doctora Ossenbach como Asesora Internacional.

El trabajo de la profesora Olga Zuluaga en el campo de la Pedagogía ha tenido varios reconocimientos nacionales como el “Galardón de distinción Medalla Camilo Torres”, en 1998; otorgado por la Presidencia de la República de Colombia, cuando era Ministro de Educación el Doctor Jaime Niño D. Al año siguiente (1999) por la tesis doctoral La instrucción pública en Colombia, 1845-1868; entre el monopolio y la libertad de enseñanza, recibió calificación summa cum laude, y obtuvo una “Moción de felicitación con distinción” de la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia, por la culminación de sus estudios de Doctorado en Filosofía y Ciencias de la Educación, área Historia de la Educación, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, de Madrid, España.

En el 2000, por el excelente trabajo realizado en el proceso de acreditación previa de Doctorado mereció una “Mención” por la Facultad de Educación de la U. de A. Luego en el 2002 la misma Universidad de Antioquia le entregó la “Medalla Francisco José de Caldas a la Excelencia Universitaria, Categoría Oro”. Y en el 2004 –año en el que se jubiló– como reconocimiento a su labor, recibió la “Orden Cincuentenario Universidad Pedagógica Nacional” por el continuo trabajo a lo largo de 30 años de investigación y dedicación a la docencia.

Estos méritos y condecoraciones se justifican en su hoja de vida en la cual aparece la publicación de más de 17 artículos en periódicos, la participación en la redacción de 10 capítulos de libros publicados. Ha participado como organizadora y compiladora en cinco obras sobre pedagogía; y su conocimiento sobre el tema le ha permitido ser asesora y consultora en un gran número de proyectos sobre pedagogía en el contexto nacional e internacional. Con decisión ella expresa: “de alguna forma estos logros los he alcanzado porque soy terca y persistente en los proyectos que emprendo”.

Por si esto fuera poco, la profesora Olga Zuluaga afirma: “a pesar de estar jubilada, todavía tengo muchos proyectos por desarrollar”; de ahí que asiste a eventos como conferenciante en municipios de Antioquia como Amagá, Copacabana o en ciudades de Colombia como Cúcuta, Cali o Bogotá.

{* title=Pedagogía y didáctica}
Pedagogía y didáctica
En estas épocas donde se habla de currículos y metodologías de enseñanza más prácticas y amenas para el estudiante, Olga Zuluaga ve al profesor universitario lejos de la Pedagogía y la Didáctica, es decir, “falta una formación pedagógica integral”, señala con preocupación.

Reconoce que en Colombia hay grupos de investigación dedicados a la didáctica en la enseñanza de las ciencias, pero le parece que no son tantos. “Todavía estamos muy incipientes en el trabajo de investigación sobre Pedagogía. Es necesario formar en Pedagogía y Didáctica, en los niveles de postgrado, a los docentes de las diferentes disciplinas”, advierte la Doctora.

Hoy en día egresan profesionales de una Facultad y a los dos o tres semestres, sin recibir ningún tipo de formación pedagógica, dictan cátedra a las generaciones que vienen detrás de ellos; sobre este suceso la profesora Olga indica que “tal situación no debería permitirse, porque esas personas no siempre transmiten un saber; deberían prepararse para ser docentes después de ser profesionales y aprender a enseñar los conocimientos que adquieren”.

De una manera muy cotidiana, la Doctora Olga Lucía Zuluaga Garcés habla con gran facilidad de las definiciones de Pedagogía y enseñanza y propone relaciones y diferencias entre ellos: “Pedagogía es la disciplina que conceptualiza, aplica y experimenta los conocimientos referentes a la enseñanza de los saberes específicos en las diferentes culturas. La enseñanza es un objeto y un concepto de la Pedagogía, no el único… porque hay varios, ¡eso hay que aclararlo! La enseñanza es uno de los objetos y conceptos de saber que anuda más relaciones con otras disciplinas. Pero una disciplina tiene en su configuración campos conceptuales y es la otra parte de esta definición que estoy desarrollando en la actualidad”.

Así mismo argumenta que en la Pedagogía existen otros objetos de saber como formación, instrucción, educación, escuela y aprendizaje; “yo me concentré en la Pedagogía, desde la enseñanza, sin negar los otros objetos. Esto porque había que desarrollar un frente de trabajo epistemológico para relacionar la Pedagogía con otras disciplinas de las Ciencias Humanas o saberes que son llevados al aula como Física, Química, Matemáticas, Ciencias Sociales, Español, Literatura y otras… para ser enseñadas”.

En su vida más personal y familiar manifiesta el gusto por todo tipo de música, desde la clásica hasta el tango; para ella el tango es romántico, por eso no se pierde las funciones que presentan en Medellín. Así mismo, cuenta que le gusta la danza árabe y que alguna vez estuvo en clases de ballet. “Y no me da pena decir que me gusta el ritmo del reggaeton”, dice simpáticamente.

En cuanto a sus relaciones dice que le encanta tener amigos, respetarlos y cultivar su amistad. “Me encanta conversar y reír con ellos; tengo amistades desde hace 35 años y ya están en la lista de mi familia”.

Son muchas las vivencias, descubrimientos y anécdotas de esta ilustre investigadora que todavía tiene mucho para enseñar a los actuales y futuros docentes del país y del exterior, ella comenta que son muchos sus éxitos profesionales y personales, pero esto no le impide ser sencilla y accesible a las personas. La profesora dice “Soy muy sensible y detallista; por eso mis amigos me quieren. Hay gente que se vuelve presumida por sus logros, pero eso no debe ser así, en un profesional de la Educación que propende por la formación de las actuales y futuras generaciones”.