Científicos en el área de Ciencias de la Salud

Juan José Yunis

Publicado el:: 12-05-2006

Juan José Yunis Londoño, de familia de médicos y de genetistas, busca descifrar el origen de los colombianos.  Médico, con postdoctorado en inmunogenética y biología molecular de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, desde hace más de diez años es docente e investigador de la Universidad Nacional de Colombia, donde lidera los estudios de patología molecular.

Juan José Yunis
Perfil elaborado en abril de 2006

Los Yunis son de origen libanés. El abuelo José Yunis llegó a Sincelejo a comienzos del siglo XX, donde se casó con Victoria Turbay y tuvo ocho hijos. Emilio José, el papá, se crió en la costa, partió para Medellín donde estudió medicina y luego migró a Bogotá. Allí nació Juan José Yunis Londoño.

La migración de la población humana, de alguna manera vivida por su familia generaciones atrás, es hoy una de las líneas de investigación de este joven Yunis, nacido el 24 de diciembre de 1962 y que se dedica al estudio de la genética de las poblaciones en Colombia. Ese es su proyecto de vida, y a lo que quisiera dedicar la mayoría de su tiempo. Pero también trabaja en patología molecular, es docente universitario, actualmente representante del profesorado de la Universidad Nacional de Colombia, tiene su consultorio privado y es jefe de hogar.

Sus múltiples actividades riñen con su sueño. Puede uno encontrarlo a las tres de la mañana pegado al computador contestando correos electrónicos, más ahora cuando además ha querido ser un líder entre los profesores para fortalecer la universidad donde trabaja. Aunque no lamenta el haber asumido esa responsabilidad, sabe que se trata de una etapa de su vida, pero lo que realmente lo seduce es trabajar en su laboratorio, ver graduar a sus estudiantes con tesis laureadas, encontrar los secretos de la genética de los colombianos.

{* title=Genética de poblaciones humanas}
Genética de poblaciones humanas

La biología molecular sorprende por la rapidez de su evolución y por la cantidad de conocimiento nuevo que genera permanentemente, y JJ Yunis se ha impuesto el reto de estar al día y trabajar con las últimas tecnologías.



Médico de la Universidad del Norte, en Barranquilla, tuvo la oportunidad de hacer un internado especial en investigación en el laboratorio de su tío Edmond Yunis, en Boston, donde se fue especializando en inmunogenética, y luego realizó su postdoctorado en esta disciplina y en biología molecular en el departamento de patología de la Universidad de Harvard. Así que estuvo viviendo en Boston más o menos nueve años.

"Cuando volví al país (1994) había trabajo desarrollado por mi padre en el Instituto de Genética, pero no con las metodologías moleculares", dice. El hijo implementó entonces toda una serie de pruebas novedosas para hacer estudios genéticos en la población colombiana, con el propósito de saber su origen, identificar las mezclas genéticas, entender cómo ha sido el patrón de mestizaje en los diferentes departamentos.

Conjuntamente con el biólogo David Campo, realizó el estudio "Determinación de la estructura genética e historia evolutiva de 14 grupos de indígenas del sur oriente colombiano mediante el análisis del cromosoma Y; una comparación con las relaciones evidenciadas en las familias lingüísticas", que les mereció el Premio Aventis - Academia Nacional de Medicina 2002 en el área de ciencias básicas y experimentales.

En este caso trabajó con comunidades indígenas de la Amazonía y la Orinoquía con base en marcadores del cromosoma Y, o sea la herencia paterna únicamente. Pero lo interesante de sus trabajos es la multidisciplinariedad: "Hicimos una correlación entre los genes, la geografía y las lenguas. La hipótesis que manejamos es que los pueblos migran con sus genes y con su lengua, y a menos que sean dominados por otros grupos, preservan su lengua nativa. Lo que tratábamos de ver era si había ese paralelo entre los genes y las lenguas en las comunidades, para lo cual el análisis involucró no solo los marcadores genéticos, sino también toda la clasificación lingüística y adicionalmente la ubicación geográfica".

Gracias a este estudio, con base en las tasas de mutación y en los tiempos de cada generación, se pudo hacer un cálculo de cuándo fue la entrada del primer poblador amerindio al continente americano a través de Bering. "Fue hace más o menos 18 mil años de acuerdo con nuestros cálculos".

El trabajo ha continuado realizándose con otros de sus estudiantes, no solo en comunidades indígenas sino también en poblaciones caucasoides y afrodescendientes, un poco a media marcha porque es un proyecto costoso y no es prioridad de investigación en el país. "A nosotros nos sigue interesando el problema del mestizaje y seguimos trabajando en terminar ese mapa genético y geográfico de una manera multidisciplinaria".

{* title=Patología molecular}
Patología molecular

Si la genética de las poblaciones humanas y la inmunogenética lo desvelan, pues le exigen estar publicando constantemente artículos en revistas científicas especializadas y aún son muchos los datos que tiene bajo la manga para sacar a la luz de sus pares a nivel internacional, la patología molecular también ha sido una de las áreas de investigación a la que se ha dedicado desde que vivía en Boston.

"En la patología tradicional, el diagnóstico se basaba únicamente en lo que el patólogo observaba microscópicamente de la lesión; la patología molecular va mas allá porque busca cuál es la alteración genética causante de esa patología y del cuadro que presenta el paciente" explica. Por ser más rápido y más preciso, se ha convertido en una herramienta clave con impacto positivo sobre las respuestas a los tratamientos, la mayor cantidad y calidad de vida de los pacientes, y una mayor certeza en los diagnósticos.



El área de patología molecular, que creó JJ Yunis y lidera desde 1999, no solamente tiene un grupo de investigación reconocido por Colciencias, sino que permite la rotación de los residentes de la Facultad de Medicina por sus laboratorios. "Hemos tenido varios proyectos financiados, e incluso otro premio en el 2004, por un trabajo sobre los telómeros en cáncer gástrico".

Pero la meta no es solamente hacer investigación en esta línea sino poder aplicar ese conocimiento en el diagnóstico y en la determinación del pronóstico de los pacientes. "En todos los países desarrollados esto ya es una prioridad, hay mucho trabajo en farmacogenómica, ya hay varias drogas específicas para enfrentar muchas enfermedades, todas diseñadas con base en la alteración molecular que se presenta, y eso quisiéramos que se consolide", remata.

{* title=Médico pero ante todo investigador}
Médico pero ante todo investigador

Aunque desde niño era muy bueno para la mecánica, siempre supo que estudiaría medicina. Egresado con grado de honor, también supo que prefería dedicar la mayor parte de su tiempo a la investigación, aunque no descartaba la atención de pacientes.

Cuatro de sus tíos son médicos, su padre lo es también, pero tiene hermanos y primos economistas y dedicados a los negocios. No es que la genética vaya en su sangre... o tal vez. De madre ceramista y exbailarina de ballet, JJ Yunis tiene dos hijas que también quieren ser médicas como su padre y como su abuelo.

No importa lo que sean, lo importante es que sean las mejores. Así se lo inculcó su padre, Emilio, y así cree él que debe ser con sus hijas. Por eso incluso aplica esta ideología en sus estudiantes. "Muchos han criticado que la mayoría de los trabajos que yo he dirigido a estudiantes de pregrado son más tesis doctorales que de pregrado. Yo insisto en que si podemos empezar a darles desde pregrado una formación sólida como investigadores, ¿por qué quitarles esa opción?"