Científicos en el área de Ciencias de la Salud

Luis Alberto Tafur Calderón

Publicado el:: 25-06-2007

Comprometido con el área de la salud pública de Cali y sus repercusiones en todo el país, Luis Alberto Tafur Calderón, ha dedicado gran parte de sus esfuerzos a la realización de investigaciones útiles para la generación de políticas públicas que mejoren las condiciones de salud de la sociedad.

Luis Alberto Tafur Calderón
Perfil elaborado en junio de 2007

“Cuando yo era joven había un médico muy relacionado con mi papá, un amigo. El era ginecólogo y era una persona muy especial con sus pacientes, murió muy joven, pero lo recuerdo y me pudo orientar hacia la Medicina, desde esa época me llamó mucho la atención y corroboré mi vocación cuando ingresé al programa de Medicina en la Universidad del Valle. Yo vengo de una familia de seis hermanos, mi mamá todavía está viva, tiene 92 años y un gran reto que nos impusieron nuestros padres era de ser todos profesionales, y todos los somos”, cuenta Luis Alberto Tafur, rememorando como encontró su vocación y como hoy a su edad ha logrado reconocimiento en el área de la salud pública.

Se graduó en 1972 como Médico Cirujano en la Universidad del Valle y tres años después se tituló como especialista en Salud Pública de la misma universidad, área donde ha desarrollado gran parte de su vida profesional, investigativa y docente.

Es casado con Julia María Tascón, fisioterapeuta y magíster en salud ocupacional y tienen tres hijos, Angela, administradora de empresas, Juliana, economista y con una especialización en finanzas y Luis Javier quien estudia medicina en la Universidad del Valle.

{* title=La docencia}
La docencia


Tafur Calderón empezó a desempeñarse desde 1975 como docente tanto de pregrado como de postgrado en la Universidad del Valle y otras instituciones universitarias caleñas, labor que sigue desempeñando hasta la fecha. Sus enseñanzas han estado centradas en las asignaturas de salud pública, seguridad social, epidemiología y metodología de la investigación.

“A mí me impactó mucho una persona. En la Universidad del Valle había un programa de tutoriales en que los estudiantes de medicina, en la década del 70, teníamos un docente que era nuestro tutor. No nos dictaba prácticamente clase sino que se reunía con nosotros con una frecuencia más o menos semanal o mensual y nos escuchaba, nos orientaba. Esa persona fue el doctor Leonardo Sinisterra del área de nutrición”.



“Desde tercer año de medicina me impulsó mucho a la investigación, me apoyó para hacer unas revisiones bibliográficas, ahí me di cuenta lo que era la parte de la consulta bibliográfica; además tuve una exposición temprana a hacer algo de docencia y siempre me ha gustado enseñar, creo que es la mejor forma de aprender y a la vez poder transmitirlo. Aquí inicié y aquí terminé jubilándome”.

“Como docente lo más gratificante de esta experiencia es que lo obliga a uno a estar actualizado, es un mecanismo mediante el cual se está en el día a día, dándose cuenta de lo que sucede en el tema escogido y además, tiene la oportunidad de nutrirse de las expectativas y de la curiosidad de los estudiantes. Uno ve como puede lograr que el estudiante adquiera conocimientos y eso es un reto permanente para vivir al día”, concluye.

{* title=La investigación, vida profesional y otras facetas}
La investigación, vida profesional y otras facetas


“He trabajado básicamente en tres áreas. Un área inicial que eran enfermedades respiratorias con base en un estudio que hicimos en Cali, se tomó la decisión del cierre de una fábrica que había en la ciudad, corría el año de 1977, fue el primer estudio que hice de enfermedades respiratorias y contaminación ambiental”.

“Posteriormente me vinculé a los proyectos relacionados con cáncer de cuello uterino. Estuve trabajando desde el 85 hasta más de diez años en el grupo con la doctora Nubia Muñoz. Fue un trabajo en conjunto con España cuyos resultados fueron publicados en 1992. El éxito de nuestra investigación radicó en que fuimos unos de los primeros en encontrar, con pruebas modernas de laboratorio, la relación existente entre el papiloma virus y el cáncer de cuello uterino”.

“Desde hace 14 años estoy trabajando con mucho énfasis en seguridad social. Es decir, leyendo mucho, enseñando seguridad social a raíz de unos diseños de unas EPS en las cuales me tocó participar y ahora la cátedra la hago en eso y estoy publicando algo relacionado con seguridad social”.

“En este momento tengo muy claro que quiero continuar haciendo investigación en el área de salud respiratoria, específicamente en la parte de tabaquismo. Estamos trabajando con estudiantes de otra universidad y ya llevamos cuatro años. Es un estudio de cohortes y la idea nuestra, una vez terminemos este año, es empezar a hacer intervención con la intención de lograr algo para determinar cuál es la mejor forma de mediar y controlar el uso del tabaco en nuestro medio. Hay muchas dificultades por efectos del compromiso con los impuestos por parte del Estado y por la ausencia en nuestro país de leyes restrictivas como las que existen en otros”, puntualiza Tafur Calderón.

“De otro lado, tuve unas oportunidades en el área de la administración de servicios de salud. Pasé por prácticamente todos los cargos que hay de dirección, estuve de Secretario General del Ministerio. Allí tuve oportunidades muy buenas, me sentí supremamente bien y me marcó mucho esa experiencia. Como Gerente de la Beneficencia del Valle, durante dos años, logramos hacer muchas actividades y acciones por el departamento”.

“También estuve como Secretario Municipal, Departamental, Secretario del Ministerio, Gerente del Seguro en la EPS y en Pensiones, estuve en la Beneficencia, en la Superintendecia Nacional de Salud fui el primer superintendente en el Valle del Cauca. Todo eso siempre me ha impactado como experiencias personales”.

El profesor Tafur ha publicado dos libros, uno de diagnóstico de la situación de salud de Colombia y otro, con dos ediciones, de la Salud en el Sistema General de Seguridad Social de Colombia, el cual es base del curso de seguridad social que dicta en varias universidades. Así mismo, tiene artículos relacionados con el consumo de tabaco en estudiantes universitarios y sobre cáncer de cuello uterino y su relación con el virus del papiloma humano.

Su tiempo libre lo dedica a leer o a hacer carpintería en una propiedad rural que tiene con un hermano. Ha tomado cursos formales de carpintería durante varios años y considera que es un oficio que favorece mucho el descanso para quienes tienen labores intelectuales.

{* title=Para generaciones futuras}
Para generaciones futuras

“Yo tengo una preocupación muy grande sobre la situación de la salud en Colombia”, afirma Tafur Calderón, “me preocupa mucho que las políticas de estos últimos gobiernos, si bien es cierto que están buscando aseguramiento, han descuidado completamente lo que tiene que ver con la salud pública. No se ve a corto ni mediano plazo una solución, es decir, la salud pública del país está descuidada por cuestiones de decisiones”.

“Nadie parece darse cuenta que gran parte de la población va a continuar sin programas de salud pública adecuados y van a continuar las enfermedades que se podrían disminuir con unas estrategias nacionales y territoriales bien organizadas, entonces ésa es una de las preocupaciones profesionales que tengo permanentemente. Hay que tratar de trabajar sobre eso”.



“Es por esto, que en todo momento se debe pensar que la labor nuestra, como salubristas, no es con personas individualmente sino con grupos de población. Creo que hay cosas que son muy importantes, por eso en las clases de investigación les digo a los estudiantes que uno tiene que tener disciplina, la disciplina para hacer investigación; pueden ser 15 minutos diarios mientras uno hace otras labores para ganarse el sustento, mientras le salen los apoyos de la investigación. Pero que esos 15 minutos deben ser dedicados exclusivamente a eso, ser recto y honesto en todo lo que hace, no sólo desde el punto de vista del manejo de recursos cuando le corresponde sino también en el manejo del tiempo, la dedicación, el manejo de la información, respetarle a los demás sus méritos y reconocérselos para lograr que reconozcan los de uno”.

“Creo que se debe tener una disciplina... durante el tiempo de oficina estoy dedicado a la oficina, pero hay una cosa que uno no puede descuidar que es el tiempo que tiene que dedicarle a la familia y el tiempo propio, que le permite a uno pasar por los problemas sin sentirse demasiado golpeado”, concluye Luis Alberto Tafur.