Científicos en el área de Ciencias de la Salud

Víctor Julio Vera Alfonso

Publicado el:: 06-05-2008

Nacido en Bogotá y criado en el municipio de Miraflores, Boyacá, el veterinario Víctor Julio Vera Alfonso es un estudioso, especialmente, en el área pecuaria, de la genética y los virus, a los cuales, a través de la investigación ha dedicado la mayor parte de su vida.

Víctor Julio Vera Alfonso
Ser el director del Instituto de Genética de la Universidad Nacional de Colombia es sin duda para el profesor Vera uno de sus logros más representativos, en calidad de docente e investigador de dicha institución, a la que se vinculó 23 años atrás cuando fue nombrado docente del postgrado de la Facultad de Medicina Veterinaria.

Doctor en Ciencias Químicas, Magíster en Microbiología y Médico Veterinario, son los títulos de estudios superiores, con el sello de la Universidad Nacional, que ha obtenido en su recorrido por este centro académico.

Títulos que son motivo de orgullo pues siempre, desde su adolescencia, tuvo la meta de ser estudiante de la Universidad Nacional; cuando por cuenta de su hermana mayor comenzó a escuchar la importancia y bondades de estudiar allí. “Todas mis cinco hermanas estudiaron en la Nacional, es un hecho como heredado, diría que es una influencia genética”, señala con jocosidad comentando, además que dos de sus hijos son también egresados de esta institución.

Carrera académica


Para Víctor Julio Vera Alfonso dedicarse a la docencia no se encontraba en sus planes; graduado como profesional en una época en que la opción inmediata era hacer industria o trabajar en labores particulares, este médico veterinario le apostó a la academia con una consagración que ya lleva 37 años.

El profesor Vera, en la Universidad Nacional, ha sido miembro del comité asesor del postgrado de reproducción animal, director del departamento de patología, representante de los directores de departamento al consejo directivo de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia y director del Instituto de Genética desde el año 2001.

En el Instituto de Genética participan investigadores de cinco facultades de la Universidad Nacional: Medicina, Odontología, Ciencias, Agronomía y Veterinaria; el cual además de desarrollar investigación, presta servicios de consultas genéticas a la comunidad, realiza cariotipos, prueba de leucemia y pruebas de paternidad en humanos. Sin que esto sea obstáculo para que Víctor Vera continúe con sus investigaciones, a las que en un futuro cercano aspira a dedicarle más tiempo, ya que, “la parte administrativa lo aleja a uno y hay que delegar muchas cosas y luego volver a retomarlas, eso es un sobreesfuerzo. Los pocos o los muchos años que me quedan en la Universidad los voy a dedicar a mis estudiantes y a hacer investigación”.

{* title=Genética y virus}
Genética y virus


Aunque su especialidad son los virus aclara que “la información genética es un elemento que transmitimos de generación en generación, lo que constituye una opción de vida para prolongarnos en el planeta”, razón por la que señala que el conocimiento de las características genéticas hereditarias que favorecen la preservación de las especies es de vital importancia.

El estudio genético de los virus le ha permitido desarrollar distintos proyectos investigativos en enfermedades virales que afectan a animales domésticos como bovinos, aves y porcinos. Estos virus indica, son como un pequeño laboratorio de genética pues están constituidos solamente por una cubierta proteínica y un ácido nucleico: un ADN o un ARN, elementos básicos para el trabajo en genética.

“Tuve la oportunidad de realizar mi doctorado con el profesor Moisés Wasserman Lerner (actual rector de la Universidad Nacional) y creo que ese fue el primer encuentro importante con la parte genética que actualmente estoy trabajando, pues en ese momento trabajé con un parásito importante como lo es la malaria”.

{* title=Resultados y aportes investigativos}
Resultados y aportes investigativos
“Microbiología y epidemiología” es el nombre de su grupo de investigación, reconocido por Colciencias en Categoría A; máxima clasificación que se otorga en el país a un grupo investigativo y cuyas áreas de trabajo son biología molecular, virología, inmunología y epidemiología molecular. Con el grupo ha contribuido a formar la élite investigadora de Colombia en el campo pecuario, representada en profesionales del área que actualmente trabajan en el progreso del país desde instituciones como la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, y universidades nacionales.

Entre los resultados más importantes se encuentra haber establecido que los agentes virales que afectan a las especies domésticas del trópico varían con relación a los mismos agentes localizados en países de estaciones; lo que ha permitido replantear los conceptos de profilaxis para este tipo de enfermedades.

También su grupo se ha dedicado a estudiar las enfermedades virales que afectan el tracto reproductivo de los bovinos causantes de limitaciones importantes dentro de la producción animal del sector e, igualmente, al estudio de enfermedades aviares para establecer sus comportamientos, cuyos resultados permiten ya la aplicación de recomendaciones para el manejo de las mismas.

El profesor Vera ha dirigido alrededor de 14 investigaciones y cuenta con la publicación de más 50 productos bibliográficos, entre artículos de revistas científicas, ponencias, libros y capítulos de libros. Toda una labor que lo satisface en todos los niveles y que lo animan a seguir trabajando en los cerca de 16 proyectos de grado en pregrado, maestría y doctorado que también tiene a su cargo actualmente.

“Me queda la satisfacción de que mis estudiantes actualmente son profesionales que manejan centros de investigación, que son docentes en otras universidades, que están desarrollando esa semilla que a través de la Universidad Nacional se les incrustó muy profundamente y esa labor es muy importante si queremos que la nación cambie”, afirma.

La docencia y la investigación son para este médico veterinario dos actividades estrechamente unidas; “un docente debe tener experiencias investigativas para transmitirle a sus estudiantes y crearles curiosidad científica, dándoles otra orientación, otra luz dentro de su formación”.

En su opinión, hacer investigación en un área como la veterinaria, donde no es muy común, es primordial para un país que está en vía de desarrollo, con un potencial pecuario importante dentro de los agregados económicos del territorio colombiano, ya que si no se le dedica más entusiasmo, más recursos a la formación de investigadores, se estará cada día más distante de encontrar el camino hacia el progreso.

Como meta a mediano plazo el profesor Vera planea estudiar el virus de la influenza y el circovirus porcino, lo hará a través de un proyecto que será auspiciado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

{* title=No todo es 'genética'}
No todo es ‘genética’
Aunque el estudio de la genética ocupa la mayor parte de su tiempo, Víctor Julio Vera siempre se ha propuesto compartir con su familia; conformada por su esposa, Lilia Ruiz, desde hace 27 años y sus tres hijos: Víctor Andrés, Ángela y Diego Alejandro.

“He procurado compartir con mis hijos, por lo menos, el tiempo de vacaciones y tener así un encuentro al final del año, nos quedamos, entonces, un par de semanas, en algún sitio diferente a Bogotá”, sostiene.

Su hijo mayor Víctor Andrés, profesional en Biología es, tal vez, quien ha recibido mayor influencia de la carrera de su padre, aunque Ángela, quien estudió Bellas Artes “en su desarrollo artístico ha tenido mucha influencia, por ejemplo, a partir de sus propios cariotipos (procesados por ella misma), desarrolló serigrafías con las cuales ha participado en diferentes exposiciones, además de mostrar su información genética, allí está mi 50%” dice, de manera anecdótica. Su hijo menor estudia Arquitectura, en la actualidad.

Hacer ciclismo recreativo y leer, especialmente, obras de escritores colombianos, son sus dos de sus mayores aficiones. La constancia y la responsabilidad, sus pilares de vida, teniendo como propósito dar lo mejor de sí, en las labores que emprende, y siendo conciente de que lo único susceptible de mejorar en todo el universo es uno mismo.