Científicos colombianos en el área de Matemáticas y Ciencias Naturales

Elena Stashenko

Publicado el:: 02-10-2005

Elena Stashenko, directora del Centro de Investigación en Biomoléculas y del Laboratorio de Cromatografía de la Universidad Industrial de Santander, es especialista en espectrometría de masas y análisis cromatográfico. Desde que se radicó en Colombia no ha escatimado esfuerzos en dar lo mejor de ella al desarrollo científico de nuestro país.

Elena Stashenko
Perfil elaborado en agosto de 2005

En su laboratorio, la doctora Elena Stashenko tiene un afiche que dice: "Las personas grandes hablan de las ideas, las personas promedio de las cosas y las personas pequeñas de los demás" ("Great people talk about ideas, average people talk about things, small people talk about other people"). Esta frase célebre podría ser el lema del trabajo que ha desarrollado con entusiasmo y optimismo desde que llegó a Colombia en 1982, proveniente de Moscú, Rusia.

A su afición por el patinaje sobre el hielo, el baile y la pintura, sumó desde que era una niña un estrecho vínculo con la ciencia ya que su madre estaba a la cabeza de un laboratorio químico y su padre dirigía el Instituto de Criminalística de la Unión Soviética. Inicialmente quiso estudiar física, biología o matemáticas pero se decidió por la química, a la cual agregó estudios de filosofía. Ingresó a la Universitet Druzbi Narodov en 1975 y en 1981 obtuvo su título de pregrado y de magíster; dos años después regresó a su país natal, a esa misma institución, para cursar su doctorado.

Desde entonces, ha realizado pasantías y especializaciones en Canadá, Estados Unidos y Alemania, para revertir su conocimiento y experiencia en las aulas de la Universidad Industrial de Santander (UIS) para beneficio de la ciencia en Colombia. Su trayectoria como investigadora la ha hecho merecedora de un sinnúmero de reconocimientos nacionales e internacionales, tales como la "Medalla Colacro" otorgada en el X Congreso Latinoamericano de Cromatografía en el 2004, el Premio Nacional al Mérito Científico en la categoría Investigador de Excelencia de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia en el 2001, y el Premio al Mejor Trabajo Científico en el 20th International Symposium on Capillary Chromatography, realizado en Italia en 1998.

{* title=Sinergia esencial}
Sinergia esencial

Desde su regreso al país en 1989, irradió su alegría, dinamismo y carisma a sus colegas. Con la motivación de crear nuevas cosas y el cariño que le tomó a Colombia, hizo equipo con el químico Jairo René Martínez para fundar el Laboratorio de Cromatografía, conformar un grupo de profesionales y participar activamente en las convocatorias de Colciencias. Así fueron armando las modernas instalaciones con las que cuentan hoy y que han consolidado al grupo como eje de formación y desarrollo para el país.

"El primer obstáculo que encontré fue el pesimismo de muchas personas y el miedo que tenían de arriesgarse a innovar. Creo que para asumir el reto de construir algo hay que dejar a un lado dificultades, conflictos, complejos de inferioridad y subdesarrollo, para concentrase en el trabajo en grupo y en los propósitos comunes".

La sinergia ha sido la clave para ver, por encima de las limitaciones, las oportunidades. Cada logro, por pequeño que sea, es significativo para el equipo de trabajo y le imprime sentido a la labor diaria que realizan en campos como la petroquímica, la tecnología de alimentos, la química ambiental, el análisis forense y el de productos naturales.

La actividad desarrollada se refleja en más de 50 artículos publicados en revistas científicas internacionales, la realización de cursos de entrenamiento y actualización para profesionales de Colombia y de otros países, la continua participación en seminarios y congresos, así como en las constantes asesorías que prestan para las industrias colombianas.

{* title=Ciencia para la gente}
Ciencia para la gente
Uno de los proyectos más grandes y ambiciosos que en la actualidad encabeza la doctora Stashenko en el Laboratorio de Cromatografía consiste en coordinar el Centro Nacional de Investigación para la Agroindustrialización de Especies Vegetales Aromáticas y Medicinales (Cenivam), uno de los tres centros de excelencia seleccionados por Colciencias en el 2004.

Cenivam está formado por diez grupos de investigación de cinco universidades públicas de Colombia, una fundación y dos empresas privadas para desarrollar en el país la cadena productiva de aceites esenciales, plantas medicinales y derivados. "Es paradójico que con la biodiversidad que tiene el país, tenga que importar estos productos que se derivan de plantas que acá dan tres o cuatro cosechas al año", afirma la especialista.

Lograr la unión entre academia y el sector industrial es el fruto de toda una vida dedicada a explorar sustancias frecuentemente utilizadas para aromatizar o dar sabor a productos alimenticios, farmacéuticos, de aseo e industriales. Para tal efecto, la financiación del Estado alcanzará 1.7 millones de dólares para las tareas de extracción y caracterización de los aceites esenciales de las plantas, valoración de su potencial aromático o medicinal, su transformación, síntesis y posterior uso comercial. La principal idea es que en adelante todo los pasos, desde la siembra de las semilla, el corte y trasplante de las plantas, hasta la destilación y redestilación de las sustancias, se haga en el país, y que las ventajas económicas y valores agregados sean de beneficio general .

La principal técnica química utilizada es la cromatografía, que se usa para analizar mezclas de compuestos orgánicos e inorgánicos. Gracias a uno de sus procedimientos llamado hidrodestilación, es posible arrastrar con vapor los aceites esenciales de las plantas aromáticas para obtener el producto final que se usará en la industria. Tal es el caso, por ejemplo, de los cítricos cuyas fragancias se usan para jabones, cosméticos y medicamentos.

"Este proyecto puede abrir opciones para los campesinos que tienen cultivos ilícitos", afirma la doctora Stashenko, quien siempre habla con fe sobre las opciones que la ciencia ofrece para la gente. "Se trata de lograr exportar y servir al mercado interno y también de revertir todo el conocimiento y la transferencia de tecnología en quienes hasta ahora no tienen acceso a las cadenas productivas".

{* title=Voluntad indeclinable}
Voluntad indeclinable
Una de las mayores satisfacciones de la doctora Stashenko es haber formado profesionales, de quienes afirma con orgullo que "son muy solicitados en el mercado laboral". En su trayectoria ha dirigido cinco tesis de doctorado, más de 30 de maestría y 40 proyectos de grado, lo cual confirma su creencia en que "la única forma de aprender es enseñar".

A este logro agrega la creciente confianza que las industrias nacionales han depositado en los servicios que ofrece la universidad pública y la divulgación internacional que se hace de los trabajos porque, en su opinión, esto hace que la percepción de Colombia en el exterior vaya más allá del deporte, la farándula, el narcotráfico o el conflicto armado.

"Es difícil que los investigadores compitamos con los realities o con las malas noticias, y por eso es vital la ayuda que los medios de comunicación nos puedan brindar para rescatar y divulgar los hechos positivos y los logros que se gestan desde los laboratorios por parte de los intelectuales y científicos, porque el conocimiento es el elemento básico para el desarrollo y la independencia".

Aunque el proceso sea largo y esa meta aún se vea lejana, confía en que el centro que dirige es un primer paso para lograrla. "estoy feliz de estar en una universidad pública y no dudo en decir que es el valor más grande de este país, por el espíritu crítico y creativo de sus profesores y estudiantes que los impulsa a cambiar y a proponer soluciones a los problemas", comenta esta colombiana por adopción que se siente profundamente unida al país.

De ahí que disfrute de cada instante que dedica a sus discípulos y a sus investigaciones, siempre con una dulce sonrisa juvenil y su indeclinable optimismo. Para ella, a pesar de las dificultades por las que pueda pasar la ciencia y el pesimismo de algunos colegas, lo más importante es no dejar de hablar de las ideas y no rendirse antes de ver terminados los sueños profesionales de toda una vida.