Científicos en el área de Matemáticas y Ciencias Naturales

Whady Felipe Flórez Escobar

Publicado el:: 04-12-2008

Whady Felipe Flórez Escobar, un apasionado por la ciencia y el conocimiento, así se puede definir al investigador, un ingeniero mecánico egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana, de Medellín y Doctor en Mecánica Computacional del WIT, de Inglaterra, quien está al frente del Instituto de Energía y Termodinámica de esa institución universitaria.

Whady Felipe Flórez Escobar
Perfil elaborado en noviembre de 2008

Este ingeniero medellinense, proveniente de raíces libanesas, sentencia que “investigar es responder preguntas y resolver problemas. Es buscar la verdad misma y la razón de las cosas para generar nuevos conocimientos” y así lo hace.

Whady Felipe Flórez Escobar está convencido de que investiga por pasión y por las necesidades tecnológicas de la sociedad, la industria, y por los vacíos de la ciencia. “La sociedad tiene problemas que no ha resuelto y si uno es inquisitivo y lo influye esa naturaleza de resolver problemas –o una problemática le atañe a su área de conocimiento–, entonces uno se preocupa por solucionarlos y por responder las preguntas que otros no han podido”, señala y refleja satisfacción en su rostro.

Desde muy temprano en su vida académica se sintió motivado por indagar, y la persona que lo inspiró fue el Dr. Farid Chejne Janna (investigador de la Universidad Nacional. “Con él aprendí que en ingeniería el conocimiento es complejo para resolver problemas. El profesor Chejne me dictó el curso Transformación de calor, y en él me mostró que los modelos matemáticos tenían una aplicación concreta, cómo a través de las matemáticas se podían modelar fenómenos físicos con precisión, y que a través de ecuaciones de transformaciones de calor se podía predecir temperaturas y flujos de calor y energía, el movimiento de los fluidos, entre otros”, cuenta el ingeniero Flórez Escobar. Y expresa “toda esa belleza científica me cautivó porque no era estudiar solamente los equipos o los procesos, como es normal en ingeniería mecánica, sino estudiar los modelos matemáticos que resumen las leyes físicas que gobiernan los procesos”.

La energía lo mueve todo
La energía es el gran tema al que Whady Flórez Escobar le ha dedicado gran parte de su vida como investigador, campo en el que se sumergió desde principios de los años 90, cuando todavía hacía estudios de pregrado. Al hablar de energía la define como un todo y comenta “Desde Albert Einstein y Max Planck no existe la materia, existe la energía. Al principio el universo era pura energía y las nuevas teorías de la dinámica cuántica ya ni siquiera creen en las partículas sino que creen en energía vibrante, o sea la teoría de cuerdas y supercuerdas. Si miramos el universo como tal, existe un ente abstracto llamado energía que lo cobija todo, y se puede convertir en materia, como planteaban las teorías de Einstein y Planck”, explica el profesor.

En el Wessex Institute Of Technology University Of Wales, WIT, de Inglaterra, estudió un doctorado en simulación numérica en el área de mecánica computacional, que ha aplicado a las áreas de energética y fluidos. En sus proyectos ha trabajado en líneas como aprovechamiento de la energía, principios variacionales y métodos numéricos, transferencia de calor, mecánica de los fluidos, y análisis numérico. “Desarrollo proyectos de investigación en áreas como termodinámica y fenómenos de transporte, modelos y simulación numérica”, afirma Flórez Escobar.

“La energía tiene aplicabilidad en todo –dice como dictando una cátedra–, y continúa: Toda área de la ingeniería tiene que ver con la energía, desde la mecánica, donde el movimiento y el trabajo requieren energía, hasta la eléctrica que tiene gran influencia en el sector empresarial. Me gustan las transformaciones de la energía, es decir, transformar una energía en otra. Todo eso me interesó en el tema de la energía”.

Al terminar su pregrado en la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, el ingeniero Whady Escobar se vinculó al Centro Integral para el Desarrollo de la Investigación –Cidi–, que realizaba diagnósticos para el ahorro de energía en la industria. Tiempo después hizo estudios de Maestría en la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, y posteriormente el Doctorado en Inglaterra. Regresó a Colombia en 2001 cuando el grupo de investigación en el que trabajaba se convirtió en el Instituto de Energía y Termodinámica –IET–, donde realizan servicios de asesoría y consultoría a industrias, proyectos de investigación y docencia en pregrado y posgrado. “Me tocó el paso de áreas a grupos cuando nuestro trabajo empezó a recibir financiación de Colciencias y de la empresa privada”, anota el profesor. Whady Flórez está a cargo de la línea de Modelamiento y simulación del IET, en el área de investigación; además administrativamente es el director Científico del Instituto, y en la universidad es el director del Doctorado en Ingeniería.

{* title=Trabajar con energía}
Trabajar con energía
Dentro de su rutina diaria Whady Flórez revisa constantemente bibliografía actualizada, lee artículos sobre temas de interés en los proyectos que adelanta y de bases de datos como Science Direct, y también revisa libros y revistas donde encuentra ideas sobre temas nuevos para investigar. “Los que estamos al frente de un grupo de investigación hablamos de los proyectos como partos y de los investigadores como hijos”.

Manifiesta que escribe artículos científicos y de divulgación. Explica que con los artículos de divulgación le llega a la gente del común con un lenguaje entendible y claro, mientras que con los textos especializados utiliza un vocabulario más técnico, específico y profundo para cumplir con los requisitos del grupo de investigación y compartir conocimientos con pares académicos.

El profesor acompaña a estudiantes de maestría y doctorado, trabaja con ellos, lee los artículos que escriben, los corrige y complementa y sacan resultados conjuntamente. Comenta que “esos trabajos son tesis doctorales, o sea proyectos de investigación. En otros países el estudiante de doctorado es un investigador de bajo perfil que hace el trabajo minucioso y el director del grupo encausa la investigación”.



Sus labores en el Instituto también comprenden la organización de diplomados, seminarios y cursos cortos “ofrecidos a profesionales de empresas en un lenguaje sencillo con herramientas visuales muy pedagógicas para divulgar los resultados de los proyectos de investigación”, dice. Y añade: “Motivamos a la gente acerca de los usos de la energía, la importancia del uso racional del recurso, y de hacer ciencia aplicada; con estas capacitaciones pretendemos que la gente conozca el impacto de nuestros modelamientos en el desarrollo de la industria y en el diseño de equipos”.

En el tema de la energía, el profesor junto con sus compañeros del grupo adelanta investigaciones sobre energías alternativas (solar y eólica), uso del carbón y sus propiedades, generación distribuida, refrigeración solar, y refrigerantes alternativos no contaminantes.

El profesor sabe que sus responsabilidades investigativas van más allá del desarrollo de los proyectos; de ahí que interactúa constantemente con los directores de tesis extranjeros, los invita a dictar cursos cortos en el país y trabaja con ellos en la formulación de nuevos proyectos y en la búsqueda de financiación con empresas extranjeras. “Debo cumplir con actividades concretas de los proyectos de investigación como la redacción de los informes para Colciencias, y la culminación de los productos con los que nos comprometemos como la organización de eventos y la fabricación de prototipos, y hago el seguimiento a los demás proyectos de todas las líneas del IET”.

Al final del día el Director del IET hace reuniones con los investigadores y con los asesores del Instituto de Energía y Termodinámica para “enfocar o desatrancar proyectos; es decir, escuchar y proponer ideas desde las diferentes líneas para hacer un trabajo en equipo que le de avance a los proyectos”, aclara.

{* title=Logros científicos}
Logros científicos
La apariencia de Whady Felipe Flórez Escobar es la de un hombre tranquilo y serio que al hablar de su vida refleja disciplina, convicción y amor por lo que hace. En su trayectoria como investigador ha tenido varios éxitos profesionales. Se lleva la mano al mentón, rememora un momento para priorizar y dice: “De los trabajos realizados destaco el de patentar equipos como el Gasificador a baja presión (desarrollado por investigadores de las universidades Pontificia Bolivariana, de Antioquia, y Nacional), el cual ya está en proceso de comercialización. Este trabajo cumple con el proceso al que desean llegar muchos diseños de investigación en Colombia y es el de Investigación, Desarrollo, Innovación (I+D+I)”, expresa con orgullo.

Otra de sus satisfacciones profesionales ha sido lograr que el Instituto de Energía y Termodinámica de la UPB sea reconocido al mismo nivel de los grupos de investigación de las universidades Nacional y de Antioquia al participar en centros de investigación regionales como el Centro de Investigación e Innovación en Energía. “Otro acierto en mi carrera es la dinamización de los doctorados, porque empezamos con seis estudiantes y ahora tenemos más de 40 en la línea de energía. El Doctorado es como un hijo que se lleva hasta la madurez y el mío ya dio las primeras recompensas científicas. ¡Esos son los logros más importantes!”.

En el área de producción científica el investigador Whady Flórez reseña que ha publicado dos libros y ha participado en cinco capítulos de libros internacionales con comités científicos evaluadores, en los que él y sus compañeros son autores y coautores. Además han registrado más de 15 software a nivel nacional. “He escrito 60 artículos internacionales, pero incluidos los de divulgación llegan a 110 en total. Aunque me critiquen, me gusta figurar internacionalmente porque no me mido bajo los estándares nacionales”.

Considera que mediante su trabajo como investigador ha hecho que la gente tome conciencia sobre la importancia de los recursos energéticos en todos los niveles, incluso en los hogares a través de los servicios y las asesorías que su grupo le ha dado a Empresas Públicas de Medellín. Su aporte profesional se refleja también en “El acompañamiento científico y técnico al medio industrial –nacional y local– en el uso racional de la energía mediante las asesorías de los ingenieros del IET. Ahora las empresas tocan nuestras puertas para que los asesoremos en estos temas”, cuenta.

Reconocimientos sin búsqueda
El primer proyecto que realizó el ingeniero Flórez Escobar al regresar de Inglaterra fue premiado por Colciencias entre los 70 proyectos más significativos del país. “El trabajo sobre “Herramientas para el modelamiento y la simulación de fluidos no newtonianos y no isotérmicos” fue muy significativo por que en él desarrollé la propuesta de mi tesis doctoral y hubo muchos productos académicos asociados al proyecto”.

Dentro de sus logros, también resalta el “planeamiento de la Red Eléctrica Nacional en ambientes No Regulados”, un proyecto del área de producción y distribución de energía eléctrica. “En el IET tenemos un departamento de estudios eléctricos y electrónicos y el estudiante que lo propuso desarrolló una tesis sobre la optimización de la red eléctrica nacional teniendo en cuenta todas sus restricciones como voladura de torres, limitaciones geográficas, apagones, aumento de la demanda de una empresa, entre otros; todo esto fue incorporado con un modelo matemático muy complejo”, relata con tono placentero. La propuesta fue planteada en un proyecto de Conciencias, dentro del Instituto el proyecto generó una nueva línea de investigación en esa área, y generó impacto nacional para las políticas de regulación energética.

Cuando estudió en la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, recibió el reconocimiento por la patente de una metodología, y en Inglaterra su tesis de doctorado recibió la distinción Magna Cum Laude. “Para mí los reconocimientos como tal no tienen ningún significado; además nunca estoy pendiente de convocatorias para postularme a reconocimientos”, señala Whady Felipe.

Al llegar a Colombia en 2002 la Cámara Junior le otorgó el Premio al científico joven en el campo de ciencia y tecnología, por el trabajo y la gestión realizada en el IET. “Es muy satisfactorio ver que el trabajo que uno hace realmente es reconocido en los ámbitos nacional e internacional. Cuando uno empieza a investigar no cree que su nombre se posicione en el plano internacional, uno sigue siendo profesor e investigador y eso es diferente a ser un científico, el científico hace cosas con repercusión a nivel global”, reconoce el profesor.

Pero estos no han sido los únicos reconocimientos que ha recibido el profesor Whady Felipe Flórez Escobar, en 1999 recibió el reconocimiento Talento Bolivariano en el Área Científica, de la UPB y en los 1999 y 2004 fue becado para adelantar estudios en Instituto de Tecnología Wessex, en Inglaterra.

Asegura que para alcanzar esos reconocimientos “uno debe ser obsesivo y enfocado en lo que hace, porque la investigación requiere concentrarse en una sola cosa. No se separa lo personal de lo profesional porque uno se apasiona tanto que se lleva el trabajo para la casa. ¡Eso sí: no soy maniático!”, aclara y se ríe. Advierte que “la personalidad de los científicos, según los autores Federico Di Trocchio y John Griffith, es que por naturaleza deben ser locos. Los buenos científicos están en la cola de la distribución como personas y psicológicamente”.

{* title=Energía para compartir}
Energía para compartir
Su vida y sus relaciones las comparte con su mamá, sus amigos y sus compañeros de trabajo. Se considera un hombre organizado que le saca tiempo a todo lo que hace. Además de su pasión por la ciencia, dedica su tiempo a la música “interpretando música barroca en el clavecín, un instrumento parecido al piano, que tocaba Haendel. Me gusta porque la música barroca de los siglos XVI al XVIII es muy compleja y es susceptible de análisis matemático debido a que es una polifonía”.

Sin perder modestia, en el tema de la música, se identifica con los hombres del renacimiento a quienes les gustaba el arte, la ciencia y la ingeniería “como a Leonardo Da Vinci. Esos son mis modelos a seguir, hombres que le sacaban tiempo a todo lo que se hacían sin perjudicar los demás espacios”, manifiesta el profesor Whady Flórez, quien demuestra su conocimiento cultural e histórico sobre temas de su área de investigación.

El ingeniero Flórez también practica el atletismo, asiste a eventos culturales, y participa en encuentros espirituales del Instituto de Espiritualidad de la UPB, “allí se mezclan temas de cultura diferentes a los temas científicos”, explica. Y anota que “El investigador debe tener una vida y una mente muy amplias porque de cualquier fuente le pueden salir ideas para solucionar un problema. No se puede centrar en una sola área porque debe ser muy ágil para cambiar de un tema a otro”.

Acerca de su tema de trabajo, cree que en los últimos tres años la investigación en temas de energía ha dejado de ser un tema relegado para ser prioritario. “Esto es por diferentes razones: Colciencias reconoce la energía como una de las áreas prioritarias para el desarrollo del país; las diferentes regiones de Colombia han creado centros para el estudio de problemas energéticos; y el aumento de grupos de investigación en temáticas energéticas, en energía eólica y solar, y considero que ya estamos con la madurez necesaria para producir tecnología en este tema porque tenemos el know how para diseñar los equipos”.

Explica que Colombia depende mucho de la energía hidroeléctrica, a pesar de que en el resto del mundo la energía térmica y los procesos de combustión son los que permiten extraer la energía eléctrica, “de ahí que en Colombia hay mucho por hacer en este campo”.

Desde su experiencia y conocimiento recomienda a los jóvenes investigadores ser muy apasionados por el tema que eligen y que esa pasión los lleve a su realización personal. “Newton decía: “Estamos parados en hombros de gigantes…”, con base en ello les recomiendo que tomen como modelos los ejemplos de investigadores del entorno nacional que son científicos claves y a quienes deben emular para obtener éxito porque esos investigadores comunican pasión por la investigación y el conocimiento”, concluye.