Jóvenes investigadores - Matemáticas y afines

Luis Francisco Becerra Galindo

Publicado el:: 22-06-2012

La genética de la conservación ha sido una de las grandes pasiones de Luis Francisco Becerra Galindo, un biólogo bogotano egresado de la Universidad Distrital y dedicado de lleno a preservación de las especies en vía de extinción.

Luis Francisco Becerra Galindo

Autor: Mónica Quintero G. - Periodista Universia Colombia


A sus 30 años, con una Maestría en Biología de la Universidad Nacional y estudios de Doctorado en el área de Genética de la Conservación, dice estar empezando en la actividad de la investigación, pero para sus estudiantes, el profesor Becerra es tal vez el motor del Grupo de Investigación en Biología Molecular de a Universidad Distrital.

Pero ese amor por la investigación no le nació a Luis Francisco de la noche a la mañana, sus gustos desde niño por los bichitos, los animales, los pájaros y todo lo que se moviera, lo hicieron enamorarse de la madre naturaleza. Recuerda que en la finca de sus abuelos conoció a los sapitos y un poco más de su taxonomía. “Me gustaba ayudar en los procesos de siembra, cultivos de tomate, de flores y siempre me gustó mirar cómo se hacían cada uno de esos procesos, era un investigador innato”.

Empezó a estudiar Biología en la Universidad Distrital después de varios intentos por entrar a Medicina. “Recuerdo que me presenté en la Universidad Industrial de Santander en Bucaramanga, pero a mi padre lo trasladaron a Bogotá, por lo que busqué otras opciones en la capital. Nunca pasé en Medicina, así que Biología fue mi segunda opción y sabes, ¡No me arrepiento! Porque en tan poco tiempo he llegado a concluir muchos proyectos”.

Los primeros semestres de Biología los hizo aplicadamente, en la Universidad Distrital Luis Francisco se enamoró de la biología y sobre todo de la doble finalidad que encontró en el currículo: la investigación aplicada al trabajo de clase.

La mayor motivación que tuvo para seguir en esta carrera la recibió por parte del biólogo -en ese entonces recién llegado de Inglaterra- Salim Máttar, un ‘duro’ como dice el profesor Becerra y quien tenía una manera muy didáctica y original de dar las clases. “Él fue quien me mostró un laboratorio y cómo se hacían las investigaciones más profundas”, dice.

Con el profesor Máttar, Luis Francisco realizó su trabajo de grado basado en la secuencia genética de un gen de la tuberculosis y con el que ganó el premio al Mejor Trabajo de Pregrado en el año 2000, en el Congreso de Estudiantes de Ciencias Biológicas, realizado en la Universidad Nacional de Colombia; y el premio al Mejor Trabajo de Investigación, de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. “En esa época estaba de moda el tema de la secuencia del genoma humano y como en Colombia poco se había investigado sobre secuencias específicas, mi trabajo de investigación tuvo bastante acogida en el ámbito científico”.

Pero esa acogida no era tan efusiva en su familia. Con una gran sonrisa, dice que su mamá no podía entender esa pasión que tenía cuando veía a uno de los bien llamados ‘pajaritos’. Solo cuando decidió llevarla a una de sus expediciones en los humedales de la sabana, la señora de Becerra entendió de qué se trataba el trabajo de su hijo. “Ella vio como un grupo de personas trabajan incansablemente por conservar una especie que puede extinguirse en unos años. Ella entendió que para algunos, ser médico o abogado o ingeniero no es la única verdadera realización profesional”, cuenta y continua con su risa.

{* title=El trabajo duro}

El trabajo duro
Llegó el momento de aplicar sus conocimientos y seguir con su trabajo de investigación. Para Luis Francisco el reto estaba en estudiar una maestría, pero le llegó una propuesta del Departamento Técnico Administrativo del Medio Ambiente - DAMA y la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia, ACAC, para trabajar en el humedal de Santa María del Lago impartiendo educación ambiental y realizando investigación aplicada, así que la maestría tuvo que esperar unos años.



“Cuando trabajé en los humedales y especialmente con aves sentí que era un trabajo rico y desestresante. Me encantaba conocer y empezar a apreciar lo que había en el entorno urbano. Entonces decidí combinar mis otros intereses sobre genética de la conservación, con el estudio de especies en vía de extinción”, asegura el profesor Becerra.

Esta experiencia le dio la oportunidad de empezar su camino como investigador en la Universidad Distrital. Estando allí se matriculó en la Universidad Nacional para la maestría en Biología en la que quedó dentro del grupo de los mejores 15 postulados.

Su trabajo se centraba entonces en investigar, dictar sus clases y la maestría. En el día vivía en el Centro de Investigaciones de la Universidad Distrital, trabajando en un proyecto de conservación de especies de la Sabana de Bogotá, específicamente aves. “Fue un reto interesante porque hasta sentí que me devolví en el camino. Comencé a trabajar en la conservación de aves en el laboratorio y me metí en otra dinámica de trabajo”, concluye. Al mismo tiempo dictaba clases en los primeros semestres de la carrera de Biología, orientando a sus estudiantes y enamorándolos como alguna vez lo hicieron con él.

Como resultado de su dedicación, el profesor Becerra ha recibido varios reconocimientos en el ámbito nacional e internacional. En el 2004 obtuvo la Beca especies amenazadas, del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt; ganó la Iniciativa Especies Amenazadas, Jorge Ignacio Hernández Camacho-CIC- (Conservación Internacional Colombia); y el Premio de Conservación del Club de Aves Neotropical, Neotropical Bird Club.

Ha tenido la posibilidad de participar en 22 eventos nacionales y publicar 11 artículos en revistas científicas y no científicas, así como ser parte de los autores de dos libros sobre temas como la tuberculosis y un ave llamada Gallinula melanops, la cual se encuentra en peligro de extinción.

Dice no tener mucho tiempo libre como para dedicarse a otros asuntos diferentes a su trabajo. Luis Francisco se muestra un poco tímido ante la pregunta de sus gustos o aficiones cotidianas y solo responde. “Soy una persona normal, como cualquier otra, al que ir a cine o salir comer se convierten en actividades alternas al trabajo, pero no más”.

Como docente-investigador de la Universidad Distrital sigue trabajando en varios proyectos, entre los que se encuentra la caracterización y conservación genética de aves endémicas en peligro de extinción, el estudio de enfermedades infecciosas y genéticas de importancia en salud pública y la caracterización y conservación de mamíferos, algunos pioneros en el país y con reconocimiento en el ámbito internacional. También adelanta estudios de doctorado sobre el tema que lo apasiona: la genética de la conservación, porque como dice “si algo se puede hacer por evitar perder especies tan únicas en el mundo, lo debo intentar al máximo”.

Luis Francisco desea que otras personas lleguen a enamorarse tanto como él de las especies en peligro de extinción, por eso pone a disposición de los amantes de la biología la página web del Grupo de Biología Molecular, en la que se encuentra toda la información sobre los proyectos en los cuales están trabajando.

Para ingresar pueden hacer clic en este enlace: http://www.udistrital.edu.co/comunidad/grupos/biomolc/