Actualidad de ciencia

Google financiará proyecto para crear un estetoscopio de bajo costo

Publicado el:: 04-09-2017

Winston Percybrooks, profesor del departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, y Pedro Juan Narváez, estudiante de doctorado de la Universidad del Norte fueron ganadores de los Premios de Investigación de Google para América Latina (LARA, por sus siglas en inglés), con un proyecto de telemedicina.

Google financiará proyecto para crear un estetoscopio de bajo costo Winston Percybrooks, profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, y Pedro Narváez, estudiante de doctorado

Su propuesta consiste en la creación de un estetoscopio de bajo costo, conectado a una aplicación móvil, que grabe el sonido cardiaco y sea capaz de hacer un diagnóstico a través de la aplicación de algoritmos de inteligencia artificial.

El proyecto fue uno de los 27 ganadores de los 281 postulados, provenientes de América Latina, que recibirán durante un año recursos económicos para seguir desarrollando la iniciativa. Desde su lanzamiento, en 2013, los LARA han beneficiado 46 proyectos y a más de 100 investigadores, incluyendo estudiantes de maestría, doctorado y sus docentes.

La premiación oficial se realizó el pasado 24 de agosto en el campus de Google en Sao Pablo, Brasil, y Percybrooks fue uno de los cuatro seleccionados para hacer una ponencia sobre su propuesta. “Ganar este premio es una buena oportunidad para mostrar a colegas y estudiantes que sí es posible ser seleccionados en ese tipo de convocatorias, si se hace un trabajo serio y dedicado”, destacó.

Así mismo, para Narváez significa un reconocimiento muy importante. “Estamos tratando con una de las mejores empresas de tecnología a nivel mundial. Es una gran oportunidad para mostrar las capacidades que tenemos en Uninorte”, manifestó.

La idea del estetoscopio móvil surgió del interés del estudiante doctoral por la biomedicina, que se unió a la experiencia que el docente tiene en procesamiento de voz y de sonido. “Se me ocurrió usar esas técnicas que el profesor me enseñaba en clase y aplicarlas a sonidos cardiacos. El campo de la biomedicina es lo que me apasiona”, explicó el joven.

Si bien el primer modelo diferencia únicamente un sonido normal de uno anormal, con los recursos ganados seguirán trabajando para que pueda clasificar los sonidos anormales y hacer diagnósticos. Para esto trabajarán con médicos en esta etapa, ya que se encuentran pocas bases de datos con sonidos cardiacos disponibles.

“Siempre he tenido la idea de hacer investigación aplicada, que pueda tener un impacto en el día a día de las personas”, puntualizó Percybrooks. Dicha propuesta promete ser una alternativa efectiva para la medicina y por supuesto, para los pacientes que sufren enfermedades de tipo cardiaco.