ADAPTARSE PARA SOBREVIVIR, AVES QUE PROTEGEN SUS NIDOS
ADAPTARSE PARA SOBREVIVIR, AVES QUE PROTEGEN SUS NIDOS
Gustavo Adolfo Londoño, profesor del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Icesi y Manuel Andrés Sánchez, asistente de investigación del programa de Biología, descubrieron una nueva estrategia de defensa en aves durante la anidación, que consiste en proteger el nido de los depredadores. ¿Cómo lo hacen? El ave expande su plumaje y oculta su cabeza, para dar la impresión que el nido está cubierto por un tapiz de plumas (a lo que los investigadores llamaron defensa pasiva).
-

La naturaleza suele ser muy agreste para todos los animales que viven en esta, obligándolos a generar una variedad de adaptaciones que les permiten aumentar las probabilidades de supervivencia. Por ejemplo, en las aves, la depredación de los nidos es considerada comúnmente como uno de los factores principales que afectan las densidades poblacionales, la estructura de las comunidades y la historia de vida de las mismas. En los trópicos, la tasa de depredación de nidos puede llegar a ser superior al 90%, es por ello que bajo tal presión de selección, las aves han desarrollado una variedad de adaptaciones, como camuflaje y comportamientos de defensa diseñados para reducir la vulnerabilidad del nido con respecto a los depredadores.

“Evidenciamos este tipo de comportamiento en un estudio realizado en las estribaciones de la Amazonía del Perú, específicamente dentro del Parque Nacional Manu. Durante este tiempo se realizó el monitoreo del comportamiento de anidación del Batará ondulado (Frederickena unduliger) utilizando cámaras trampa, las cuales son dispositivos programados para tomar fotos por detección de movimiento o en intérvalos de tiempo establecidos por el investigador. Posteriormente, cuando se revisaron las fotos, encontramos que en dos ocasiones la hembra defendió su nido de los depredadores”, aseguró el Biólogo Londoño.

“El primer intento de depredación ocurrió a las 03:30 de la mañana cuando un pequeño marsupial, perteneciente al género Marmosa, se acercó al nido mientras la hembra permanecía inmóvil dentro del mismo con sus plumas expandidas cubriendo la entrada del nido y ocultando la cabeza, dando la impresión que el nido estuviera cubierto por un tapiz de plumas. Cuando la marmosa estaba muy cerca a la entrada del nido fue recibida por una serie de picotazos por parte de la hembra, a pesar de eso la marmosa seguía intentando acceder a los huevos pero la hembra seguía defendiendo activamente sus huevos. Finalmente, después de 10 minutos de lucha, la Marmosa se retiró del nido sin el botín y con algunos picotazos”, finalizó el Biólogo.

Por su parte Manuel Sánchez, también identificó que en la noche siguiente a este descubrimiento, ocurrió el segundo intento de depredación perpetrado por una pequeña culebra perteneciente al grupo de las falsas Corales (probablemente Oxyrophus petola), “en el momento que la culebra alcanzó la entrada del nido, intentó introducir su cabeza en varias ocasiones, pero debido a que la hembra lo cubría muy bien, expandiendo las plumas por todo el borde, evitó que alcanzara sus huevos y finalmente esta se marchó sin éxito” puntualizó el investigador Sánchez.

Este tipo de comportamiento, considerado una estrategia anti predatoria que ocurre en una amplia diversidad de aves, no ha sido muy estudiado debido a las limitaciones de un monitoreo continuo en los nidos, sin embargo nuevas tecnologías como las cámaras que se activan con movimiento, han permitido descubrir nuevos comportamientos desconocidos como el que reportamos en este estudio.

 

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar