Reducir aún más la probabilidad de un incidente entre dos aviones e incrementar la eficiencia del sistema en general para que haya menos demoras y retardos en los vuelos, es lo que busca César Augusto Muñoz Hurtado, ingeniero de sistemas y computación (’90) y magíster en Sistemas y Computación (’92), a través de su colaboración en el desarrollo y verificación de algoritmos para la nueva generación de sistemas de tráfico aéreo con el fin de incrementar la seguridad aérea.
-
Esta colaboración la hace como líder del Grupo de Métodos Formales en el National Institute of Aerospace (NIA) –donde además ocupa el cargo de Senior Research Scientist–, un centro de educación y de investigación fundado por la NASA en consorcio con universidades estadounidenses, como Virginia Tech, University of Virginia, Georgia Tech, entre otras–, para soportar la misión de NASA.

Sobre su investigación en el NIA, explica: “los Métodos Formales hacen parte de la investigación fundamental en informática y se refieren al conjunto de técnicas basadas en matemáticas discretas y lógica formal para el desarrollo de sistemas digitales que requieren un alto grado de confiabilidad. Estos tipos de sistemas son conocidos como sistemas críticos. Ejemplos de sistemas críticos son los sistemas de transporte, los sistemas médicos y los sistemas financieros. En el NIA nos interesan en particular los sistemas críticos aerospaciales”.

Además de ayudar al desarrollo y verificación de algoritmos para la nueva generación de sistemas de tráfico aéreo, “algoritmos que usan tecnología como sistemas de navegación satelital (GPS) y sistemas de comunicación como ADS-B”, este científico uniandino colabora en el diseño de lenguajes de programación para la automatización de operaciones espaciales porque, como dice él, “es importante que estos lenguajes tengan una semántica bien definida”.

Muñoz llegó al lugar científico en que se encuentra, tras una destacada trayectoria investigativa: durante sus estudios de maestría en Ciencias de la Computación de la Universidad París VII (donde obtuvo su M.Sc y un PhD) fue investigador asistente en el Logical Project del Instituto Nacional Francés para la Investigación en Control y Ciencias de la Computación.

Posteriormente, luego de completar su PhD, destinó año y medio como International Fellow en el Laboratorio de Ciencias de la Computación en el Instituto Internacional Stanford de Investigación en Menlo Park. En mayo de 1999 se unió al grupo de Métodos Formales en el Instituto para Aplicaciones Computacionales en Ciencia e Ingeniería (ICASE) del Centro de Investigación Langley de la NASA. Y desde el primero de enero de 2003 trabaja para el NIA en el Centro de Investigación Langley, donde lidera el grupo de Métodos Formales.

Para lograr la excelencia en su carrera profesional, Muñoz explica que Los Andes le dio “una excelente formación en los fundamentos de informática. Me dio las bases necesarias para entender problemas, especificarlos de una manera clara, y resolverlos con las herramientas adecuadas. En mi vida profesional he trabajado en varios lenguajes de programación y aprendí a programar en Introducción a la Informática usando ‘Karel’, un lenguaje extremadamente sencillo que no permite el manejo de datos. Luego aprendí a especificar problemas en ‘Taller de Programación’ usando LCG (Lenguaje de Comandos Guardados), un lenguaje algorítmico que no es ejecutable, propuesto por el profesor Rodrigo Cardoso. A pesar de esto nunca he tenido dificultad en entender y usar un lenguaje de programación particular. Si eliminamos la sintaxis, todos los lenguajes de programación comparten los mismos conceptos básicos. Este tipo de enseñanza marcó mi carrera científica”.

En este sentido, este uniandino que hoy trabaja con los científicos de la NASA, les recomienda a los estudiantes de Ingeniería de Sistemas y Computación de la Universidad “que vuelvan a lo fundamental. En informática, las modas vienen y van. Los lenguajes cambian rápida y discretamente. En cambio, los conceptos fundamentales evolucionan de manera más pausada y más continua. Y a los estudiantes colombianos en general les digo que la ciencia también los necesita a ellos. No solo de industria vive el hombre”.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar