Investigadores de la Universidad Nacional de Colombia produjeron sílica precipitada que sustituye derivados del petróleo utilizados a gran escala en la industria cauchera y en los sectores farmacéutico y cosmético. Aunque la demanda es considerable, esta materia prima no es producida en el país y debe ser importada de Venezuela.
-
“La química del futuro ya no utilizará derivados del petróleo porque éste tiende a acabarse”, dijo Julio César Alzate, presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Caucho (Asocolcauchos). Frente a esta necesidad, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia proponen la producción de sílica precipitada en el país. Esta materia se perfila en la industria global como sustituto de los derivados del petróleo utilizados en el refuerzo de productos de caucho y en la fabricación de fármacos y cosméticos.

“La sílica precipitada es un sólido de color blanco, constituido principalmente por dióxido de silicio (sio2), que modifica las propiedades físicas y químicas del caucho, debido a su estructura superficial porosa y a la actividad química de los grupos silanol (si-oh) presentes en ella,” explicó Gerardo Rodríguez, director de la investigación.

Comúnmente, la industria cauchera utiliza materias primas llamadas “reforzantes” como el “negro de humo”, un derivado del petróleo que permite bajar los costos de producción, mejorar las propiedades físicas del caucho y optimizar su uso en diferentes procesos industriales. Sin embargo, de acuerdo con Julio César Alzate, antes del año 2030 algunas de estas materias primas, derivadas del petróleo, tenderán a desaparecer debido a la escasez de crudo. Por esta razón, a nivel mundial, el “negro de humo” empieza a ser remplazado por la sílica.

La demanda de sílica precipitada en Colombia se estimó para el 2001 en 5.000 toneladas por año, equivalentes a US$5 millones. Sin embargo, aunque este mineral es usado a gran escala, no se produce en el país. Por ejemplo, del total de las importaciones, 1.500 toneladas se aplicaron en ese año en la industria cauchera nacional. Por esta razón, la investigación busca la producción de sílica precipitada a partir de silicato de sodio y ácido sulfúrico, materias primas que sí se producen en el país. “Esa es nuestra propuesta y estamos en conversaciones con empresas que comercializan la materia prima necesaria, con el fin de articular nuestro trabajo a escala industrial”, explicó el ingeniero Rodríguez.

No obstante, aunque la producción de sílica en el país es una idea prometedora, Alzate reconoce que las necesidades actuales ya son suplidas por la principal industria productora para Latinoamérica, ubicada en Venezuela. “Es un proyecto excelente desde el punto de vista tecnológico; sin embargo, la etapa a seguir es la realización de un estudio serio que permita su viabilidad en la actual economía globalizada. Hay que reconocer que sería interesante que Colombia entrara a competir en ese sector, ya que la demanda existe”.

Por su parte, Rodríguez indicó que “la valoración de las materias primas que produce el país fomenta la creación de nuevos renglones productivos, la optimización de recursos en la industria y la generación de empleo”.

La producción mundial actual de sílica precipitada se estima en cerca a 1.400.000 toneladas por año, que a un precio de US$1.000 por tonelada (US$1 por kilogramo) equivale a más de US$1.4 billones por año. En el caso de Colombia, Julio César Alzate y Gerardo Rodríguez coinciden en afirmar que existe un amplio y cada vez más creciente mercado potencial para la sílica en los sectores industriales del caucho, el plástico, las pinturas, el papel, los cosméticos y el sector farmacéutico. La creación de plantas de producción de esta materia prima, no solamente suplirán las necesidades del mercado actual, sino las del mercado a futuro, que será más atractivo.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar