Crean dispositivo para discapacitados que manejan
Uno de los dolores de cabeza de las personas minusválidas que manejan carro es tener que rogarle a alguien que les ayude a bajar la silla de ruedas. Por ello, dos estudiantes de la UN crearon un dispositivo, que no solo les permite valerse por sí mismos, sino que es económico.
-
“Depender de otros es traumático”, dice José Valois Ruiz y recuerda las veces que ha tenido que “rogarle a alguien” para que le ayude a bajar su silla de ruedas del carro.

Pese a que sus piernas están inmóviles desde hace veinte años por causa de una herida de bala que afectó su columna vertebral, la discapacidad no ha sido obstáculo para que maneje su propio auto. Con la ayuda de mecánicos de su barrio se ingenió la manera de adaptarle al carro varillas y guayas de moto, que le permiten maniobrar el freno y el acelerador.

A fuerza de costumbre, maneja así desde hace cinco años en Bogotá, ciudad en la que “la arrancadera y la paradera son lo más complicado”, dice.

A lo que no ha podido habituarse es a la interminable espera de “una persona de buen corazón” que le ayude a sacar o a meter su silla de ruedas al baúl del carro. “La gente siempre va de afán, me evitan, y si está lloviendo es peor. He llegado a perder citas médicas por no tener a alguien que me colabore”, dice.

Este problema no es solo de José Valois. Según Johnson Mendoza y Óscar Orcasitas, estudiantes de Ingeniería Mecánica de la Universidad Nacional de Colombia Sede Bogotá, es la misma dificultad a la que se enfrentan diariamente el 20% de personas minusválidas que manejan auto, de las cerca de 50 mil registradas en el país.

“En la industria nacional, el desarrollo de elementos y ayudas para personas con discapacidad es deficiente”, sostienen Mendoza y Orcasitas.

Sus sospechas se confirmaron con entrevistas a personas minusválidas que asisten al Centro Nacional de Rehabilitación de la Fundación Teletón. “Los que manejan tienen adaptaciones en sus vehículos y se transportan con relativa facilidad, pero la queja común es la incomodidad de depender de otra persona”, asegura Mendoza.

Como respuesta a esta necesidad, Mendoza y Orcasitas pensaron en diseñar un portador de silla de ruedas, similar a los elaborados en Estados Unidos y Europa, pero adaptado a las condiciones del usuario colombiano.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar