El día mundial de los humedales se celebra el 2 de febrero de cada año, debido a que en esta fecha en 1971 se firmó en la ciudad Iraní de Ramsar la Convención internacional sobre los humedales, con el fin de promover la conservación y el uso sostenible de estos ecosistemas, principalmente por su función como albergue para especies de avifauna endémicas, y la importancia que adquieren como hábitat temporal de aves migratorias.
-

Humedales en estado crítico

Fuente: Agencia de Noticias Universidad Nacional

Humedales como el de La Vaca y el de Tibanica tienen problemas críticos, debido a la contaminación y la urbanización en estas zonas. Así lo sostuvo el profesor Enrique Zerda, con motivo del Día Mundial del Humedal.

El docente de la UN hizo una crítica a algunos programas que el Distrito ha puesto en marcha para la recuperación de humedales como el de Juan Amarillo que, según él, están convirtiendo estos espacios en “lagunas”, sin vegetación, y donde solo podrían vivir los patos.

Especies como el Cucarachero de La Sabana y la Tingua Bogotana, en este momento están amenazadas por el mal estado de sus ecosistemas. Estos son animales endémicos de Bogotá, que representarían una gran pérdida. Varias especies de curíes también han desaparecido. La conservación de estas especies es un reto en el año de la Biodiversidad, declarado por la ONU.(+)

Bogotá conoció su protocolo de recuperación de los humedales

Fuente: Secretaria Distrital de Ambiente

Desde 1971, el planeta dedica uno de los 365 días del año exclusivamente a los humedales, y teniendo en cuenta que Bogotá cuenta con 13 de estos ecosistemas, la Administración Distrital realizó varias actividades en el humedal Santa María del Lago, ubicado en Engativá, este lunes 2 de febrero, declarado el día mundial de estos cuerpos de agua.

En el día de los humedales la ciudad conoció el "Protocolo de recuperación y rehabilitación ecológica de humedales en centros urbanos", una publicación realizada por la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA), y escrita por respetados autores como Thomas van der Hammen, F. Gary Stiles y Germán Camargo Ponce de León, entre otros.(+)

Estos son los humedales de Bogotá

Fuentes: Instituto Distrital de Turismo, Portal Bogotá

Los humedales de la Sabana de Bogotá forman parte del más importante sistema de tierras húmedas e inundables del norte de la cordillera de los Andes y se constituyen en destacada reserva de flora y fauna de la ciudad.

Con los años este precioso legado se ha disminuido dramáticamente pasando de ocupar una extensión de 50.000 hectáreas en 1960 a 800 en el año 2000. No obstante, estos lugares continúan cumpliendo una valiosa función como reguladores hídricos de los ecosistemas de la Sabana al actuar como esponjas de los caudales del río Bogotá y sus afluentes, servir como depósitos y reservorios naturales para la recolección de aguas lluvias y actuar como sistemas naturales de filtración y depuración del agua.

Acogen, alimentan y permiten la reproducción de aves, reptiles y mamíferos, muchos de ellos endémicos de la Sabana. Protegen la existencia de más de 70 especies de aves, incluidas bandadas migratorias que se desplazan desde los extremos norte y sur del continente americano durante sus períodos de invierno. Cuentan con gran variedad de formaciones vegetales de ambientes acuáticos como juncos, cortaderas, plantas flotantes, algas, hierbas y arbustos.

Navega por la Fauna y flora, características y entorno social de los humedales de Bogotá

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar