Esta es una afirmación de investigador Iván Darío Vélez Bernal, nuevo Presidente de la Asociación Colombiana de Parasitología y Medicina Tropical.
-
A pesar del aumento en la cobertura de salud que a diario escuchamos del gobierno central, lo cierto es que nunca en la historia de Colombia se habían presentado tantos casos de leishmaniosis como los que ha sufrido el país en los últimos tres años. Las infecciones por dengue clásico y dengue hemorrágico, la malaria y otras enfermedades como la tuberculosis, muestran una curva ascendente, y afectan principalmente a las poblaciones más vulnerables, esto es, a los más pobres entre los pobres.

El investigador Iván Darío Vélez Bernal, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales –PECET– de la Universidad de Antioquia, elegido presidente de la Asociación Colombiana de Parasitología y Medicina Tropical (ACPMT).

¿Cuál es el propósito de la Asociación?
—La Sociedad Colombiana de Parasitología y Medicina Tropical es una sociedad científica que reúne a los investigadores nacionales que trabajan las enfermedades tropicales que afectan a millones de personas en el mundo. Estas personas viven especialmente en la región intertropical del planeta, y son generalmente pobres, con poco acceso a los servicios de salud. Es tal la carga de enfermedad, morbilidad y mortalidad que ocasionan las enfermedades tropicales que la Organización Mundial de la Salud creó un programa especial para su investigación, el TDR (Special Programme for Research and Training in Tropical Diseases), el cual busca que los investigadores de todo el mundo se interesen por éstas enfermedades y que orienten sus conocimientos en el estudio de las mismas y al desarrollo de medicamentos, vacunas y, en general, en medidas de prevención y control.

¿Cuándo fue creada?
La ACPMT fue constituida en abril de 1965 por un grupo de investigadores y profesionales del área de la salud, liderado por el entonces profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, doctor David Botero Ramos. Algunos de los fundadores siguen activos y podemos decir de todos ellos que formaron generaciones de profesionales y de investigadores que han continuado el camino, no sólo de la investigación científica, sino de la docencia. Son maestros pioneros a los cuales debemos todo nuestro respeto y agradecimiento por sus enseñanzas. Desde sus comienzos, la ACPMT ha realizado eventos académicos que reúnen a gran parte de la comunidad científica del país. El primer congreso se realizó en Medellín en 1965, y entre el 1 y 4 de noviembre de este año se llevó a cabo en la ciudad de Ibagué el XIII Congreso. Allí mismo tuvo lugar la asamblea de la Asociación en la que fui elegido presidente, para un periodo de dos años.

¿Cuáles son sus propósitos desde la presidencia de la Asociación?
En los próximos dos años pretendemos proyectar a la Asociación para que tenga mayor visibilidad a nivel nacional y, de esa forma, se convierta en un interlocutor válido ante el Ministerio de Protección Social y las Secretarías de Salud. Es urgente ayudar a enfrentar el problema de las enfermedades parasitarias y tropicales que afectan la salud de tantos colombianos. El tema de las enfermedades tropicales es crítico en Colombia. A pesar del aumento en la cobertura de salud que a diario escuchamos del gobierno central, lo cierto es que nunca en la historia de Colombia se habían presentado tantos casos de leishmaniosis como los que ha sufrido el país en los últimos tres años. Las infecciones por dengue clásico y dengue hemorrágico, la malaria y otras enfermedades como la tuberculosis, muestran una curva ascendente, y afectan principalmente a las poblaciones más vulnerables, esto es, a los más pobres entre los pobres.

¿Cuál es el impacto real de las recomendaciones científicas?
En Colombia existen grandes deficiencias en el acceso de la población a un adecuado diagnóstico y tratamiento. No se hacen los programas de educación primaria y vigilancia que se requieren. La comunidad científica ha demostrado, cada vez que ha sido convocada, que tiene la mejor voluntad e interés en asesorar y apoyar a las autoridades de salud para que se elaboren esquemas de tratamiento, programas de prevención y control y políticas coherentes que contribuyan al mejoramiento de las condiciones de salud de la población. Sin embargo, estos llamados a la comunidad científica son más la excepción que la regla, y lo que se observa es que las personas que deciden las políticas de salud tienen muy poco en cuenta las recomendaciones científicas y los resultados de las investigaciones realizadas en el país. En otras palabras, existe un divorcio entre la academia y los entes de salud y los funcionarios que elaboran las políticas de salud. Se tienen más en cuenta otros criterios que los criterios científicos. Y el resultado es que estamos en una crisis en lo que a enfermedades tropicales se refiere.

¿Cuál puede ser, entonces, el camino?
Buscaremos ser oídos y tenidos en cuenta por las autoridades de salud, a todo nivel, como organización científica que somos, comprometidos con el mejoramiento de la salud de la población colombiana. Buscaremos fortalecer los capítulos regionales de la asociación, para que realicen eventos académicos anuales y diseñen investigaciones multidisciplinarias. Desde ya estamos convocando al “IX Simposio PECET: avances en investigación en enfermedades tropicales”, que se realizará en Medellín con participación de conferencistas invitados nacionales e internacionales. Durante este evento se hará también la asamblea anual de la ACPMT. Otra de nuestras prioridades es que muchos profesionales e investigadores interesados en la medicina tropical se afilien a al Asociación. Hago un llamado especial a profesionales y estudiantes de las ciencias sociales, de la ingeniería, ciencias exactas, naturales y obviamente de la salud, para que se hagan socios de la ACPMT, los interesados pueden encontrar el formulario de inscripción en la página web: http://www.saludtropicalcolombia.org/directorio.asp.

Para el contacto permanente con la ACPMT pueden comunicarse directamente a través del correo electrónico idvelez@udea.edu.co, o al teléfono 2106502 en Medellín.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar