El escaso apoyo económico de la empresa privada y el “top secret” de la información científica en los investigadores no permiten visualizar los procesos de investigación en ciencia que se adelantan en la ciudad. Las universidades sí muestran su trabajo.
-
Pese a los múltiples programas para el desarrollo de ciencia en Medellín y el interés de los científicos por crear e investigar fenómenos, la ciencia no tiene fondos y sus gestores trabajan casi en el misterio y el anonimato.

Sin embargo, en el laboratorio, buscando la órbita de la Tierra y pasando por el análisis del entorno social, se han estructurado investigaciones que potencian el desarrollo científico y tecnológico.

Medellín en órbita

En la ciudad, se está estructurando un proyecto espacial, con el fin de lanzar un pico satélite (objeto de baja frecuencia) que transmita señales que puedan ser evaluadas desde la ciudad.

Un grupo de diez profesionales en ciencia, que pertenecen a la “Sociedad Julio Garavito Armero” para el estudio de la astronomía en Medellín y miembros del Programa Espacial de Antioquia trabajan en la construcción, análisis científico y búsqueda de financiación que les permita situar a Medellín en el espacio.

Campo Elías Rendón, subdirector de la Sociedad, afirma que un satélite en órbita no sólo es satisfactorio, sino que permite fundar verdaderos procesos de investigación espacial, que generen credibilidad en la empresa privada.

La idea es enviar un satélite que emita señales sonoras en un determinado intervalo. Se puede asemejar a la experiencia que ha tenido la Universidad Sergio Arboleda, de Bogotá, con un aparato que transmitirá el himno nacional cada 90 minutos cuando pasa sobre la capital. El satélite tiene la asesoría de instituciones internacionales, un costo aproximado de 2.000 millones de pesos y, según el plan, se lanzará en dos años. El modelo que se va a utilizar es un kit de Cubesat (artefacto de 30 centímetros y un kilogramo), que realizará pruebas de comunicaciones, control desde la Tierra y pruebas de imágenes para chequear modelos atmosféricos.

Para Rendón, el trabajo sin recursos se hace más difícil, pues “a veces no se conocen las personas que investigan en ciencias espaciales. Nosotros trabajamos aislados de algunas instituciones porque están viciadas por políticas nocivas para el desarrollo de los programas. En el país no existe apoyo para las ciencias espaciales”, dice sin rodeos.

Sin embargo, la Presidencia de Colombia anunció que apoyará los procesos en ciencia espacial con la creación de la Comisión Colombiana del Espacio, para “la aplicación de tecnologías espaciales que contribuyan a aumentar la productividad y la competitividad en la agricultura, industria, comercio y fuerzas militares”.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar