La Asociación Colombiana de Hipertensión Arterial y Factores de Riesgo Cardiovascular es una sociedad científica sin ánimo de lucro. Fue creada hace tres años gracias al trabajo entusiasta y a la visión de largo plazo de un grupo de cardiólogos, nefrólogos y médicos internistas de varias ciudades del país. Agrupa a más de mil profesionales de la salud en el país.
-
En su corto tiempo de existencia organizó dos eventos científicos, uno en Bogotá y otro en Medellín. Tiene en circulación desde hace dos años 3.000 mil ejemplares mensuales del Boletín de la Vida Sana Cardiovascular, que en 2008 pasaron a ser 5.000. Ha diseñado y actualizado permanentemente las páginas electrónicas para profesionales de la salud: www.hipertensionyriesgo.com • www.corazonsano.com Además, da el respaldo y el aval para una encuesta nacional de manejo de la hipertensión arterial y múltiples simposios y cursos de actualización.

La hipertensión actúa con sigilo. Muchas veces se manifiesta sólo cuando está muy avanzada o cuando la persona ya tiene complicaciones irreversibles.

El director de la Asociación Colombiana de Hipertensión Arterial y Factores de Riesgo Cardiovascular, médico Óscar Osío Uribe, responde el siguiente cuestionario, con el fin de que se conozcan los riesgos y la forma de prevenir los efectos de una enfermedad cuya primera manifestación puede ser un infarto, un derrame cerebral o un daño renal.

¿Qué es la presión arterial?
La presión arterial es la fuerza que hace la sangre sobre nuestras arterias sesenta a cien veces cada minuto. La hipertensión arterial o esencial (así llamada por los médicos porque su causa no se conoce la mayoría de las veces) es una fuerza aumentada que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias en la medida que el corazón la bombea a través de las arterias de nuestro cuerpo. Una persona es hipertensa cuando sus cifras de presión permanecen elevadas la mayor parte del día (por encima de 140/90) y normotensa (o que tiene la presión arterial normal) cuando tiene su presión sanguínea en 120/80 o menos.

En las personas que son diabéticas o tienen daños renales, la presión se debería mantener por debajo de 130/80. Noten que cuando los médicos o las enfermeras escriben la presión que tiene una persona suministramos dos números, separados por una línea diagonal. La presión se mide en milímetros de mercurio. La cifra mayor, la presión sistólica corresponde a la presión que se causa cuando el corazón empuja la sangre hacia el resto del cuerpo. El número menor o presión diastólica indica la fuerza que la sangre hace sobre nuestras arterias cuando el corazón está descansando, entre un latido cardiaco y otro.

¿Qué tan frecuente es tener la presión alta en Colombia?
Treinta de cada cien colombianos adultos sufren de la presión alta y se calcula que tan solo una de cada tres personas con la presión alta la tiene bien controlada, quedando expuestos a todos los daños que ella causa en sus organismos.

¿La presión de una persona cambia constantemente o es un número fijo? La presión arterial de una persona cambia varios cientos de veces en el transcurso de nuestras actividades de la vida diaria y por ello no debemos sorprendernos cuando un profesional de la salud nos la toma y nos da una cantidad y a los cinco minutos nos la vuelve a tomar y nos dan otras cifras. Además, la presión arterial se modifica de acuerdo con la actividad física que estemos haciendo, lo mismo que con las emociones y las preocupaciones

¿Por qué es dañino tener la presión alta?
Mientras más altas sean tanto la presiones mayores como las menores de una persona, más probabilidades tendrá de sufrir del corazón, del cerebro, de los riñones, de los ojos, etc, porque todo el cuerpo sufre. La presión alta afecta el corazón, porque este órgano tiene que hacer un mayor esfuerzo para bombear la sangre a todo el cuerpo, creciéndose, y además, porque puede hacer que las arterias del cerebro se estallen originando un derrame cerebral o también puede hacer que las arterias del corazón (llamadas arterias coronarias) se estrechen o taponen y se produzca un infarto cardiaco.

¿Cómo se previene la presión alta?
La mayoría de las veces no se conocen las causas de la hipertensión arterial, por lo tanto los médicos no podemos dar recomendaciones ciento por ciento seguras. Sin embargo, hay factores que debemos evitar, para minimizar la posibilidad de llegar a tener la presión alta: tener un peso corporal aumentado, fumar, consumir alcohol en gran cantidad (más de dos tragos por día) o tener una dieta muy salada, con mucho contenido de sodio, que es el componente de la sal que es más dañino. Hay otros factores que también aumentan la probabilidad de volvernos hipertensos, por ejemplo ser de raza negra, ser hombre, tener más de 55 años o tener antecedentes en la familia de hipertensión.

Otra buena idea es prevenir los daños que causa detectando la hipertensión tempranamente. La recomendación entonces es clara: A toda persona adulta que vaya al médico por cualquier motivo, una gripa o un lumbago por ejemplo, el profesional le debería tomar la presión arterial. Si el profesional no lo hace, la persona, muy comedidamente le debería pedir que se la tome, para no perder la oportunidad de darse cuenta si uno tiene una presión alta que no le está produciendo síntomas.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar