El Planetario de Bogotá: Número 1 en proyecto de la Nasa. Así lo reporta la página Web oficial de CERES S’cool, un proyecto de alta prioridad científica de la Agencia Espacial de los Estados Unidos, que tiene como objetivo estudiar la incidencia de las nubes sobre el clima global.
-
El proyecto se basa en comparar lo que se ve desde el espacio con lo que se ve desde la Tierra. Para esto se han encargado observaciones espaciales a un instrumento científico llamado CERES (Clouds and the Earth’s Radiant Energy System), y observaciones terrestres a estudiantes escolares de todo el mundo.

El Planetario de Bogotá se comprometió este año con el proyecto a través de su programa de Clubes de Astronomía para Instituciones Educativas, logrando conformar en abril una representación bogotana de jóvenes S’cool (Students’ Cloud Observations On-Line).

Los estudiantes tienen la misión de sincronizarse con el paso diario de CERES sobre su ciudad para informar a la NASA sobre el estado de las nubes y del tiempo atmosférico.

Esta tarea, que debe realizarse durante los 7 u 8 minutos exactos que tarda CERES en sobrevolar Bogotá, puede parecer para muchos transeúntes desprevenidos una repentina, afanosa e incomprensible locura juvenil, pero se trata en realidad de la más significativa contribución voluntaria de los bogotanos al estudio del equilibrio climático de nuestro Planeta.

Tanto es así que, en su último reporte mensual, CERES S’cool Projet reconoció a los Clubes de Astronomía del Planetario de Bogotá como el mejor equipo observador entre los cientos que se han conformado voluntariamente en 66 países de todos los continentes.

El programa de Clubes de Astronomía del Planetario de Bogotá es uno de los de mayor cobertura dentro del los programas de divulgación científica del Distrito. Inscrito en el proyecto de Aprovechamiento del Tiempo Libre Extraescolar de la Secretaría de Educación, beneficia actualmente a cerca de 8.600 estudiantes de colegios oficiales y privados.

Se trata de niños, niñas y jóvenes de 5° a 11° grado que, organizados en 172 Clubes de Astronomía, se reúnen al menos una vez por semana en colegios y espacios públicos de las localidades de la ciudad para investigar sobre temas como la dinámica solar, la bóveda celeste y la exploración espacial.

Impulsados por el significativo reconocimiento (que se hará explícito en certificados que enviará en los próximos días la NASA), estos estudiantes se acercan cada vez más a las estrellas.

Su compromiso es ahora también con Rock Around the World , un proyecto que a partir de comparaciones entre rocas marcianas y terrestres intentará demostrar si la Tierra fue en sus inicios como Marte; o si, por el contrario, fue el enigmático Planeta Rojo el que en algún momento de su historia se pareció a nuestro mundo..., el único del que se sabe ha alojado Vida dentro del cosmos conocido.

Conozca más sobre el proyecto en la página de CERES S'cool

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar