Luces sobre la enfermedad de Alzheimer
Luces sobre la enfermedad de Alzheimer
Científicos de la Universidad Nacional encontraron unas proteínas que confieren riesgo para sufrir la enfermedad de Alzheimer.
-
Esa es la afirmación del magíster en Genética Humana Humberto Arboleda de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá, quien habló sobre pistas positivas encontradas en un conjunto de proteínas presentes en personas que padecen la enfermedad.

Según el estudio molecular de por lo menos ocho proteínas, el Grupo de Neurociencias, perteneciente al Instituto de Genética de la UN, la Apolipoproteína E (Apoe E) es un evidente factor de predisposición a la patología. No obstante que su existencia en el organismo de una persona sube siete veces el riesgo de sufrir Alzheimer, la Apoe E tiene cuatro variantes (1, 2, 3 y 4), cuyas combinaciones generan mayor o menor susceptibilidad, dependiendo de cómo estén dispuestas.

Pero para los científicos de la Universidad Nacional no hay duda de que la relación 4:4 es la que ofrece mayor peligro. Bien, pues entre el 12% y el 15% de la población colombiana la posee, “lo cual no quiere decir que esto sea suficiente ni determinante para que la enfermedad aparezca, porque los componentes ambientales y estilos de vida juegan su papel, en una dinámica de relaciones complejas”, advierte Arboleda.

Estos hallazgos se han concluido después de estudiar ya 300 personas mayores de 50 años que padecen la enfermedad neurológica. Un grupo proviene del acompañamiento clínico adelantado por el Instituto de Genética a los pacientes y otro de visitas hechas a comunidades en tres barrios de la Localidad Cuarta, donde se ha identificado un número importante de casos con este tipo de demencia.

Según datos entregados por el profesor Arboleda, cada semana llegan entre 3 y 4 nuevos casos. De los 300 pacientes que el Instituto de Genética ha diagnosticado con algún tipo de demencia en ocho años, el 70% corresponde a Alzheimer. Una cifra nada despreciable en el contexto colombiano, si se tiene en cuenta que para el 2030 habrá 63 millones de personas enfermas con esta alteración y se espera que los países con bajo desarrollo registren los mayores indicadores.

La investigación está apoyada por el Banco de la República y Colciencias y espera tener avances más rápidos una vez se abra la Maestría en Neurociencias, que empieza el primer semestre del año entrante.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar