Mitos de la medicina: creer o no creer
Mitos de la medicina: creer o no creer
Dicen que beber ocho vasos de agua al día mantiene la salud corporal y que los seres humanos utilizan solo el 10 por ciento del cerebro. Aunque suenen conocidas estas afirmaciones, éstas podrían no ser del todo ciertas, así lo comprobó un grupo de científicos norteamericanos.
-
Los investigadores Aaron Carroll, profesor asistente de Pediatría del Instituto Regenstrief en Indianápolis y Rachel Vreeman de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, se dieron a la tarea de desmentir algunos mitos que han pasado de generación en generación.

Enterrando mitos
Esta investigación titulada: 'Enterrando los mitos médicos' fue publicada en el más reciente número de la revista British Medical Journal.

Aaron Carroll, uno de los coautores del estudio explica: 'nos entusiasmamos con esto porque sabíamos que los médicos aceptan estas ideas y transmiten la información a sus pacientes y las creencias se citan a menudo en los medios'.

Los investigadores exploraron siete creencias que no sólo son aceptadas por la población en general sino también por los expertos.

La doctora Rachel Vreeman explica: "nos dimos cuenta de que en la comunidad médica circulaban muchas ideas que realmente nunca habían sido comprobadas, así que decidimos lanzar este estudio como un ligero recordatorio tanto para la gente como para los médicos, de que no debemos creer algo sólo porque lo hemos escuchado anteriormente".

Los siete mitos son:
1. Beber ocho vasos de agua al día
"Cuando examinamos esa creencia, nos encontramos con que no hay pruebas médicas que sugieran que uno necesita tanta agua", señaló la doctora Rachel Vreeman. Vreeman cree que ese mito comenzó en 1945 cuando el Consejo de Nutrición recomendó que se debiera de consumir el equivalente a ocho vasos de líquidos al día. Las frutas, los vegetales y los refrescos que se consumen durante todo el día deben contemplarse dentro de la cantidad sugerida.
Los investigadores recuerdan que beber en exceso puede ser peligroso, y puede conducir a la intoxicación o incluso a la muerte.

2. Leer en ambientes con luz tenue arruina la vista
La mayoría de los expertos en visión cree que es poco probable que esto produzca un daño permanente a los ojos, aunque podría generar estrabismo, mayor parpadeo y problemas para enfocar, dijeron los investigadores.

3. Afeitarse hace que el vello crezca nuevamente más rápido y con mayor grosor
La afeitadora no afecta el espesor o la tasa de regeneración del cabello, indican estudios. No obstante, el vello que crece después de afeitarse carece de la punta más fina que posee el cabello sin rasurar, lo que genera la impresión de que es más espeso.

4. Comer pavo da sueño
El alimento posee un aminoácido llamado triptófano que está involucrado en el sueño y el control del humor. Pero el pavo no tiene más cantidad de ese aminoácido que el pollo o la carne picada. Comer y beber mucho en Navidad es verdaderamente la causa de la somnolencia.

5. Usamos solamente un 10 por ciento de nuestro cerebro
Este mito proviene de 1907, pero las imágenes de la región corporal muestran que ninguna zona del cerebro está quieta o completamente inactiva.

6. El cabello y las uñas siguen creciendo después de la muerte
Esta idea proviene de los cuentos macabros. Los investigadores dijeron que la piel se seca y se retrae después de la muerte, lo que genera la apariencia de que el pelo y las uñas están más largas.

7. Los teléfonos móviles son peligrosos en los hospitales
Pese a la gran preocupación, una serie de estudios hallaron que las interferencias de los teléfonos móviles con el equipamiento médico son mínimas.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar