La iniciativa de implementar paneles solares en las escuelas y colegios de zonas rurales del país es el reto que asumieron estudiantes de la U.N., quienes diseñaron un prototipo para captar, almacenar y transmitir energía en estos sectores. 
-
Roda, como se llama el prototipo, cumple con características similares a las de un sistema eléctrico, ya que cuenta con elementos para recibir, distribuir y transportar energía. La diferencia radica en que no solo la distribuye sino que también la reserva.

Se compone de un poste de luz que consta de cuatro paneles más un banco de baterías y luminarias. El diseño inicial se ha pensado para ser instalado en establecimientos educativos de áreas rurales.

Según explican Franco Robinson López y Daniela Galviz Monsalve, estudiantes de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Electrónica, respectivamente, en el día los paneles cumplen la función de recibir los rayos del Sol y convertirlos en energía eléctrica, mientras el banco de baterías la almacena como reserva para las horas nocturnas. Los dispositivos pueden tardar de tres a cuatro horas para su recarga.

La inversión en cuanto a la instalación del componente es cercana a los cinco millones de pesos (mínimo) y no requiere mantenimiento. El ahorro se presenta significativamente mes a mes, ya que los usuarios no deben pagar una factura mensual por el servicio”, explican los estudiantes de la U.N.

Asimismo comentan que el sistema en su conjunto tiene capacidad para suministrar 120 voltios de energía, los cuales no serían consumidos en su totalidad (por el abastecimiento de luz solar diarios). Por ello, la reserva se podría utilizar para el funcionamiento de computadores, y así fortalecer el aprendizaje en estas comunidades. 

Fuente: Agencia de Noticias UN

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar