Una nueva iniciativa permite que científicos de países en desarrollo accedan electrónicamente y de manera gratuita a revistas sobre medio ambiente, con el objetivo de reducir la brecha de información entre los países en desarrollo y los desarrollados.
-
Más de mil revistas científicas están disponibles para científicos de países en África, Asia y América Latina a través del esquema Acceso en Línea a Investigaciones Ambientales (OARE, por sus siglas en inglés), lanzado el mes pasado (30 de octubre) por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y la Universidad de Yale, en Estados Unidos.

Setenta países, cuyo Producto Nacional Bruto (PNB) per cápita está por debajo de los US$ 1.000 tienen ahora acceso gratuito a las publicaciones.

Hacia 2008 el acceso a OARE se extenderá a otros 37 países con un PNB entre US$ 1.000 – 3.000. Las instituciones en esos países pagarán US$ 1.000 al año por el servicio.

La iniciativa permitirá que más de 1.200 instituciones ambientales públicas y sin fines de lucro accedan a publicaciones académicas científicas y técnicas en biotecnología, botánica, cambio climático, ecología, energía, química medioambiental y estudios del medio ambiente, incluyendo economía medioambiental.

Las instituciones elegibles incluyen universidades y centros de educación superior, institutos de investigación, ministerios de medio ambiente y otras agencias gubernamentales, bibliotecas y organismos no gubernamentales.

James Gustave Speth, decano de la Escuela de Medio Ambiente de Yale, dijo a SciDev.Net que ésta es una oportunidad para proveer de recursos intelectuales a las instituciones medioambientales de los países en desarrollo, “que nosotros en los países desarrollados muchas veces damos por garantizados”.

Sin embargo, muchos científicos medioambientales creen que el esfuerzo no llegará a tener el acceso libre y gratuito que establece la Declaración de Berlín (2003), en la cual 180 instituciones hicieron un llamado a abrir el acceso a toda la información científica.

Donat Agosti, un investigador asociado del Museo de Historia Natural de Estados Unidos, advierte que OARE podría crear una red de elite y obstaculizar a los científicos que quieren investigar en instituciones que no están incluidas en la iniciativa.

"¿Que sucederá si [por ejemplo] se quiere estudiar algún asunto relacionado con Kenia? Esto no se podrá hacer fuera de las instituciones de elite seleccionadas por este proyecto", dijo a SciDev.Net.

Tom Moritz, director asociado del Instituto de Investigación Getty, en Estados Unidos, coincide en que muchos investigadores perderán una oportunidad si no tienen acceso a los institutos clave que califican dentro del esquema.

OARE estará administrado en estrecha cooperación con los esquemas Hinari (InterRed-Salud Iniciativa de Acceso a la Investigación), establecido por la Organización Mundial de la Salud, y AGORA (Acceso a la Investigación Mundial en línea en el Sector Agrícola), de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación.

Ambos proporcionan información sobre investigaciones en línea de forma gratuita o a bajo costo a las comunidades de investigación médica y agrícola de países en desarrollo.


AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar