Comunicarse con los demás es una de las mayores dificultades de los niños con autismo. Pedir ayuda, iniciar una interacción social y compartir sus emociones se vuelven habilidades que necesitan ser aprendidas a partir de ejercicios y terapias.
-

El videojuego "Picos Adventure" tiene por objetivo la interacción social de los niños y las niñas con autismo, a través de una serie de experiencias lúdicas y colaborativas. Los primeros estudios experimentales muestran su eficacia como complemento a las terapias convencionales. Es una producción conjunta del grupo de investigación Cognitive Media Technologies y el Hospital de San Joan de Déu de Barcelona.

La tecnología que incorpora el juego está basada y con el uso del dispositivo Kinect, disponible para plataformas Windows.

El videojuego tiene por objetivo facilitar la interacción social a través de una serie de experiencias lúdicas y colaborativas. El entorno en que se desarrolla el juego es el de un amigable alienígena que ha aterrizado en la Tierra debido a un problema en su nave espacial. Este ser venido del espacio acompaña a los niños a pasar una serie de aventuras que han sido pensadas para promover conductas específicas como pedir ayuda, tomar turnos o dar instrucciones a los demás niños.

Los primeros estudios experimentales con niños y niñas con autismo han demostrado la eficacia de este videojuego en promover la interacción social entre los niños lo que sugiere que puede convertirse en un importante complemento a las terapias convencionales para esta afección.

El videojuego está disponible en acceso abierto en este enlace.

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar