Villavicencio, vulnerable a los sismos
Villavicencio, vulnerable a los sismos
Foto: Agencia de noticias UN
Un estudio determinó que la condición de los suelos de Villavicencio es vulnerable a los movimientos telúricos iguales o mayores a los 6,5 grado en la escala de Richter.
-

La investigación que busca la implementación de mecanismos de prevención de riesgos, realizado por la Universidad Nacional, la Corporación Universitaria del Meta y la Universidad Antonio Nariño, estableció que la condición de los suelos de Villavicencio hace vulnerable esta zona del país a los movimientos telúricos iguales o mayores a los 6,5 grado en la escala de Richter.

La capital del Meta es el centro administrativo y económico de la región de la Orinoquia, y cuenta en la actualidad con alrededor de 450.000 habitantes. Aunque su amenaza sísmica se debe a que la población se encuentra asentada en un cruce de fallas en la cordillera oriental, la naturaleza del suelo también influye como factor de riesgo en el movimiento de tierra. 

“El Servicio Geológico Colombiano estableció en 2010 que la magnitud mínima de esta zona sería de 7,0 grados, pero para la investigación que desarrollamos nos apoyamos en un mínimo de 6,5 grados, teniendo en cuenta el sismo de Tauramena (Casanare) en 1995”, señala el profesor Germán Chicangana, investigador residente en Villavicencio y líder de este trabajo. 

Así, en un eventual sismo de más de 6,5 grados se pronosticaría un resultado hipotético de 1.000 víctimas fatales en la ciudad y 1.500 en la región, con la posibilidad de que 2.000 personas mueran si no son rescatadas a tiempo de las ruinas y los escombros. Dicho evento podría afectar municipios como Acacías, Cumaral y Restrepo

Pero más allá de las influencias de las fallas y el movimiento tectónico de la zona, es de anotar que la capital metense se encuentra ubicada en un abanico con influencia aluvial, en el que los suelos no son consolidados sino sedimentarios

Estos se componen de arcilla, arena y gravas, con un alto porcentaje de saturación de agua y espesores que superan los 100 metros al oriente de la ciudad. En la posible presencia de una onda sísmica, esta podría amplificarse de forma dramática, lo que generaría aceleraciones fuertes en la tierra y, por lo tanto, vulnerabilidad en la parte urbana. 

Fuente: Agencia de noticias UN

AVISO COOKIES

Universia utiliza cookies para mejorar la navegación en su web.
Al continuar navegando en esta web, estás aceptando su utilización en los términos establecidos en la Política de cookies.

Cerrar